73 mil mexicanos buscaron asilo político como resultado de la violencia entre 2006 y 2013

• Este número solo incluye las gestiones hechas ante Estados Unidos y Canadá, informa la ACNUR

• Según organismos internacionales, nuestro país padece una grave situación de desplazamiento interno forzado, que asciende a 281 mil personas, señaló AriadnaEstévez, del CISAN de la UNAM

Ariadna Estévez, investigadora del CISAN de la UNAM
Ariadna Estévez, investigadora del CISAN de la UNAM

“No hay mayor pérdida en el mundo que la tierra natal”, dijo hace más de dos mil años el poeta griego Eurípides, quien desde entonces retrató el dolor por la distancia con el lugar de origen. Es el caso de los mexicanos, que en los últimos nueve años han tenido que abandonar el país y solicitar asilo a otras naciones por causas como la violencia criminal, la homofobia y los conflictos étnicos, indicó Ariadna Estévez, del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN) de la UNAM.

“Desde que inició la crisis de los derechos humanos en México, tras un punto álgido de violencia que empezó a recorrerse geográficamente desde el norte del país, la gente que sufre persecución o se siente agraviada, perseguida o que percibe que no vive con seguridad, se ha dado a la tarea de buscar asilo, primero en Canadá y ahora en Estados Unidos”, explicó.

La investigadora del CISAN informó que según cifras de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), los mexicanos que buscaron asilo entre 2006 y 2013 fueron 73 mil 745; de ellos, más de 31 mil para Canadá y más de 42 mil para Estados Unidos, la mayoría de estos últimos entre 2010 y 2013.

¿Cómo se puede ser refugiado o buscar asilo?

Tanto el refugio como el asilo son figuras legales, que como protección internacional pueden solicitarse a la legislación humanitaria y de derechos humanos si se comprueba la persecución por cinco razones fundamentales o categorías protegidas en la ley respectiva: motivos de raza, religión, nacionalidad, membresía a un grupo social en particular y/o opinión política.

“Los connacionales los piden por las crisis de derechos humanos, porque han padecido extorsión o secuestro, o por no ver garantizada su integridad; también hay casos por violencia intrafamiliar, homofobia o conflictos étnicos, como es la situación de los triquis en Oaxaca, que han solicitado ayuda a California”.

Ariadna Estévez subrayó que las razones por las que se desplazan de su lugar de origen son diversas y la ley es antigua (data de mediados del siglo XX). “La legislación es tan anacrónica, que muchos que son perseguidos no logran protección porque la norma no incluye ciertas causas”.

El número de mexicanos que han conseguido asilo en la Unión Americana es mínimo. “Las únicas posibilidades que tienen, junto a los centroamericanos que huyen de las pandillas o grupos delictivos, es por opinión política o grupo social particular, pero lograrlo depende también de la corte o juez que les corresponda, lo que hace más compleja la situación”, apuntó.

La universitaria indicó que en nuestra nación hay una grave situación de desplazamiento interno forzado que, según cifras del Norwegian Refugee Council e Internal Displacement Monitoring Centre, ascendió a 281 mil 400 personas en 2014.

Anuncio UAEM
Anuncio UAEM