Diputados de Colima violan Constitución: gobernador interino no puede durar más de 2 meses

Cuentos y Cuentas WordPress post cabeza 470x150

Tal y como lo anunciamos en este espacio desde hace tiempo,  diputados del Congreso de Colima y autoridades electorales se verían obligados a violar la Constitución Política para poder llegar a un acuerdo en el nombramiento del gobernador interino. Y no sólo eso, sobre el día de la elección extraordinaria los legisladores pusieron en jaque al INE al acortarle los tiempos del proceso electoral.

En efecto, el artículo 57 de la Constitución de ese Estado de forma clara e incontrovertible dice al final de su texto que un gobernador interino no puede durar en su encargo más de dos meses. Bien, los diputados de Colima acordaron que Ramón Pérez Díaz sea gobernador interino del primero de noviembre al 18 de enero, es decir dos meses con 18 días.

Para no dejar lugar a dudas repito el texto del artículo 57 de la Constitución y subrayó al final la parte que se violó:

“Artículo 57.- Si por cualquier motivo la elección de Gobernador no estuviere hecha y publicada para el día primero de noviembre en que debe efectuarse la renovación, o el electo no estuviere en posibilidad de tomar posesión de su cargo, cesará no obstante, en sus funciones, el Gobernador que esté desempeñando el puesto y el Congreso nombrará un interino de una terna propuesta por el grupo legislativo del partido político al que pertenezca el Gobernador que por cualquier motivo no pudiera tomar posesión del cargo, y convocará a elecciones, no debiendo exceder el interinato de dos meses”.

Cualquier ciudadano de Colima, no sólo los diputados o los dirigentes de un partido político, pueden iniciar un juicio de revisión constitucional y demandar el cumplimiento de la Constitución. Así de frágil es el acuerdo del Congreso de ese Estado.

La violación a la constitución podría llegar a explicarse políticamente (legalmente imposible) por la necesidad práctica consistente en que los diputados locales le dieran al INE el tiempo necesario para organizar de forma adecuada el proceso de elección extraordinario. Pero ni eso cumplieron.

Total si estaban dispuestos a violar la constitución, al menos lo hubieran hecho bien y debieron darle al INE el tiempo necesario para organizar de manera apropiada el proceso. Debieron de haber establecido, por ejemplo, el 18 de febrero  o hasta el 18 de marzo como fecha de conclusión del gobierno interino. De todas formas les hubiésemos señalado que rompieron la ley, pero al menos los veríamos como prácticos y justos. Pero no: violaron la Constitución y pusieron en jaque al INE.

Ahora tendremos unos diputados que violaron la Constitución de su Estado y un INE acorralado por los plazos que le van a dar para organizar la elección extraordinaria. Veamos detenidamente lo que sucedió y  va a suceder:

Por mandato de la Constitución, en su artículo 57, el ilegal gobernador interino de Colima deberá convocar a elecciones constitucionales extraordinarias y, en consecuencia, deberá determinar la fecha en la cual se efectúen las elecciones. Para hacer esto, el gobernador está limitado por las propias fechas de su mandato.

Si los diputados lo nombraron gobernador interino del primero de noviembre al 18 de enero, la propia duración de su mandato establece como primer requisito que el 19 de enero del 2016 el gobernador constitucional rinda protesta ante el Congreso de Colima.

Suponiendo que el gobernador interino convoque a elecciones extraordinarias el mismo día que rinda protesta, el tiempo máximo que se tendrá para organizar el proceso electoral será de dos meses y 18 días. En ese lapso el gobernador emitirá la convocatoria y notificará al Consejo Genera del INE el día de la elección. El INE deberá considerar como fecha límite de todo el proceso electoral el 19 de enero. De lo contrario pasarán las siguientes cosas:

a.- Deberá darse una ampliación más al periodo de gobernador interino, sin que dicha acción tenga algún fundamento legal.

b.- Deberá quedarse sin gobernador el Estado de Colima

En síntesis, en 2 meses 18 días se deberá convocar a elección extraordinaria, hacer la convocatoria a elecciones de parte del INE, preparar el programa de trabajo, nombrar a los consejeros electorales distritales, organizar la precampaña, campaña y el proceso electoral. Además de eso dar el tiempo necesario para que, de ser el caso, se realicen los juicios ante el Tribunal Estatal Electoral y el Tribunal Electoral Federal.

Ante esto, el presidente del INE, Lorenzo Córdova ya dejó atrás su optimismo de hace unos días cuando de forma pública presumía a la prensa que estaban listos para la elección extraordinaria. En la pasada sesión del Consejo General Lorenzo Córdova declaró angustiado:

“De no contar con los tiempos y con los espacios necesarios para poder desplegar a plenitud nuestra capacidad técnica y operativa en la organización de las elecciones, puede ponerse en riesgo una adecuada organización, y eso no le conviene a nadie. Existen atribuciones que son insoslayables en la organización de un proceso electoral, como son el desarrollo e instrumentación del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), los conteos rápidos y la figura de los candidatos independientes. Por ello, el INE debe contar con el tiempo y el margen de actuación necesario para poder desplegar sus capacidades técnicas con total certeza y claridad.”

Los consejeros electorales, sin considerar los tiempos de los tribunales, sostuvieron que requieren como mínimo 11 semanas, para organizar el proceso electoral. De lo contrario se pone en riesgo el principio de certeza y legalidad de la elección.

Así, mientras para el Congreso de Colima la fecha máxima para que el gobernador constitucional tome protesta es el 19 de enero, para el consejo del INE, la fecha debiera ser a finales de febrero.

Como se puede ver, los diputados locales de Colima no sólo violaron la constitución de su estado al darle más de dos meses de mandato al gobernador interino, sino que también violaron todas las reglas del sentido común al amarrarle las manos al INE para organizar de manera apropiada la elección extraordinaria.

Dado que la elección tiene cimientos anticonstitucionales, es de esperarse que durante todo el proceso electoral seamos testigos de más desaseo legal.

Aún nos falta analizar el “acuerdito” de los magistrados de la Sala superior, donde faltando unos minutos para que concluyera el 29 de Octubre mandataron al Congreso de Colima a nombrar gobernador interino el mismo 29 de Octubre. Y no solo eso, les ordenaron que eligieran dentro de la terna de PRI.

¿Hasta dónde se va a llegar? No lo se, pero deberemos esperar más sorpresas y más desaseo legal. Cuentos y cuentas. Edmundo Cancino.

CORRIGE EL CONGRESO Y MODIFICA LAS FECHAS

(Actualización) Esta columna se escribió el 31 de octubre por la mañana, tenemos entendido que el Congreso realizó por la tarde noche una reforma en la que modifican las fechas. Por 24 votos a de un total de 25, acordaron dos puntos:

1.-El gobernador interino durará en su encargo hasta un día antes de que el gobernador constitucional electo en el proceso extraordinario rinda protesta.

2.- El gobernador constitucional rinde protesta un día después de la calificación de la elección extraordinaria.

Es decir, dejaron las fechas abiertas, suponemos con el objetivo de que el calendario electoral lo fijen entre congreso, gobernador interino e INE de forma flexible. Una vez que tengamos el dictamen del congreso completo haremos otro comentario sobre el tema.

Anuncio UAEM
Anuncio UAEM