El canon mexiquense

Atril de lupas wordpress cabezal 470x150

Por Heber Quijano

Ya sabemos que leer no es una de las actividades predilectas de los mexiquenses, ni de los mexicanos. A unos días, valga la redundancia, del Día Nacional del libro —instituido vía decreto presidencial en 1979 el 12 de noviembre, en honor a la mexiquense Sor Juana Inés de la Cruz— me parece plausible recomendar Summa de Días, una colección del Fondo Editorial del Estado de México (FOEM). Una colección con grandes aciertos no sólo en el formato editorial —la pasta dura y el CD con la voz de los autores leyendo sus textos— sino también la selección de los autores —en este caso con compilaciones antológicas de sus trayectorias—, fiel al carácter público del FOEM y al de sus ediciones, en este caso para promover la lectura.

Si se ha especulado sobre la posibilidad de una literatura “mexiquense”, esta colección bien podría confirmar las voces más persistentes en el tiempo y, en los mejores casos, las plumas más pulidas en el ámbito literario del Estado de México, y de Toluca en particular. En manos de los lectores y de los académicos quedará la aseveración respecto a si hay un estilo “mexiquense” o no, a través de la obra de los más de treinta autores de la colección. Sobra decir: algunos mejores que otros (obviedad de obviedades).

Sin embargo, los lectores asiduos de estos escritores nos congratulamos con las antologías que, de otra manera, sólo se conseguiría en los vestigios de las ya casi extintas librerías de viejo, o alguna que otra biblioteca. En mi caso, disfruto de los autores de mi preferencia, la calidad de los mismos y confirmo mis preferencias. El balón ahora está en la cancha de la distribución física, puesto que casi todos se pueden descargar de manera gratuita, y la difusión. Por mi parte, abono a ello en esta humilde columna, como ya lo he hecho en otros medios con textos y autores específicos. Ya me tocará, en su momento, conseguir los autógrafos.

@heberquijano

Blog

Anuncio UAEM
Anuncio UAEM