Después del invierno, Guadalupe Nettel

Hay una generación de autores mexicanos que se están consolidando en el ámbito editorial mexicano y munddescarga-1ial sin los asideros de un patriarca cultural ni el bastión de una revista. Conectados con su público y entre ellos vía las redes sociales, esta generación de escritores tiene en Guadalupe Nettel la más serena de las prosas. Ya no es una sorpresa confirmar la madurez de su escritura, la acidez con que profundiza en sus temáticas (el cuerpo, la introspección sórdidadescarga-2, los personajes psicológicamente inestables, las situaciones siniestras).

La he seguido desde que descubrí los ominosos y aciagos cuentos de Pétalos y otros relatos, donde los desequilibrios en el cuerpo se atan con desenlaces que lindan con lo perverso y los siniestro. De la misma forma se revela La huespeces-rojosped, con esa fantástica foto de Diane Arbus en la portada. En El cuerpo que nací y en El matrimonio de los peces rojos el cuerpo de los protagonistas se convierte en un umbral a franquear, ya sea para convertirse en la frontera transgredida para descubrir la animalidad de nuestros deseos o el medio para relacionarse con el mundo, a pesar de sus fisuras e imperfecciones.

En Después del invierno, Nettel diserta los comportamientos disímiles de sus dos protagonistas, personajes (como los de sus anteriores libros) que caminan de puntitas en el filo de la navaja del equilibrio, que nosotros llamamos cordura. En esta novela que le valió el Premio Herralde de Novela 2014, la escritura mexicana avecindada en París se inmiscuye mucho más en los mecanismos de la depresión y la euforia provocados porimages el amor, en ese extenso abanicos de grises en los que se columpia. Una novela con un inicio y un final estremecedores, ágiles y vertiginosos que se extrañan en en el transcurso de la historia. La prosa de Guadalupe Nettel sigue su camino ascendente, concertina de su propia orquesta, que pronto, seguramente, nos dará una obra maestra.

Maquetación 1
También los invito a mi blog

Anuncio UAEM
Anuncio UAEM