Los mejores libros que leí el 2016

Sé que suena petulante el título. ¿Quién soy yo para decir qué es bueno y qué es malo? ¿Cómo puedo hacer un corte de caja de una tarea tan titánica como abarcar todos los libros publicados en un año? Las respuestas evidentemente son muy claras e irrebatibles. Es difícil aceptar nuestras propias limitaciones.una-tumba-para-boris-davidovich

Soy un peatón cualquiera, lo sé también. Y esa es precisamente mi trinchera, la del amigo que recomienda algo que le gusto, el murmullo aprobatorio que va del asombro a la fascinación. Y esa inmiscuye los parámetros de libros muy cercanos en cuanto a su publicación, traducción a nuestra lengua; básicamente son libros que encontré en la mesa de novedades o me los prestó algún amigo.

Sin más ni más, empiezo con Danilo Kis, Una tumba para Boris Davidovich. Un libro de Breve antología de poesía mexicana impúdica, satírica y burlesca. Interdicta, anónima y popular; Juan Domingo Argüellescuentos trepidantes de outsider del régimen que terminan inmiscuidos en la paranoia de la persecución gubernamental. Kis es un autor que poco se ha traducido del checo al español, pero que es fácilmente alcanzable en cuanto estilo y ritmo.

Si usted gusta del humor con jiribilla esta es la opción: Breve antología de poesía mexicana. Impúdica, procaz, satírica y burlesca. La compilación de Juan Domingo Argüelles es una joya de ese peculiar diente afilado de los mexicanos, y ve plumas tan sofisticadas como Salvador Novo hasta el dominio pMéjico; Antonio Ortuñoopular. Demuestra, además, que la poesía tiene tantos registros como historia la humanidad

 

En ese mismo tenor, Méjico de Antonio Ortuño. Más afilada la sátira, más ágil la prosa, más rápida la anécdota picaresca de un linaje que parece condenado a triunfar en el chanchullo, casi siempre de bote pronto. Ortuño se percibe mucho menos agobiado en conseguir La Obra Maestra, y se nota a leguas que se divierte cuando escribe. Eso vale mucho más que las pretenciones ociosas de la grandeza de muchos artistas,de todas las disciplinas.

Con desobras-completas-antonio-calera-grobet-libro Sobras completas de Antonio Calera Grobet, Sobras completas, nos sumergimos en la poesía de esos banquetes que degusta el paladar, líquidos y sólidos. Y también se adentra uno, que es un pobre peatón, a una cantidad inimaginable de placeres que provienen de ese corazón del hogar: la cocina. Pero si quieren más detalles, aquí les dejo el vínculo con lo que ya hablamos de este libro.

 

Las sorpresas son como las libres, brincan donde uno menos se lo espera. Uno de mis alumnos, de primer semestredescarga-4, me convenció de que leyera el libro que a él lo había dejado fascinado. Y tenía razón. En las tierras bajas de Herta Müller es una de esas demostraciones del que el Comité del Premio Nobel de Literatura acierta mucho más de lo que se equivoca

 

No puedo negar mi aficción al buen gusto de la editorial toluqueña Bonobos. Dentro de su exquisito y vanguardista catálogo Farmacotopía de Oscar David López es una de esas perlas que conjugan la insolencia con el atrevimiento y los desplantes de los rockstalopez-portada-farmacotopiar o de los poetas malditos. El libro es una alucinación poética y lingüística que hace gala de peripecias verbales, escriturales y tipográficas de un autor que sigue dejando una estela brillante de poesía, del que también ya habíamos hablado en este espacio.

 

Uno de los libros más atrevidos en mucho tiempo es Los que hablan de Mauricio Montiel F. El libro combina las temáticas de paranoia, persecución, vigilancia, en diálogos que son “ilustrados” por las imágenes fotográficas que el autor tomó motu proprio. El libro tiene el sello característico de la genialidad de Alejandro Magallanes, uno de los d9786073133890iseñadores editoriales, creo yo, con mayor impacto a nivel latinoamerica, y que han convertido a Editorial Almadía en una marca registrada, con santo y seña perfectamente identificable.

Después de años de buscar en librerías de viejo sin encontrar esta novela, De Bolsillo, quizá aprovechando la coyuntura de la película basada en la novela Que viva la música, editó este clásico de Andrés Caicedo. La novela demuestra con creces la causa por la cual tiene tanta fama. Una guapa burguesa se enredada en el torbellino del alcohol, las drogas, el sexo, el rock y la rumba para hacer un descenso al infierno que parece un viaje turístico de Cali, Colombia.

Anndescargae Carson es una leyenda de la poesía. El caso de Albertine (rutina de ejercicios) es una demostración de un ejercicio profundo de lectura y de escritura, pero sobre todo de comprensión estética (cómo funciona la ficción y cuáles son sus espadas de Damocles. Ligero y, casi, para expertos, este es el más literario (metatextual si nos ponemos académicos) de toda la lista.

Si bien yo prefiero a Pelé, La mano de Dios de Paolo Castaldi, es una joya editorial publicada por Rey Naranjo. El carisma de Maradona me quedó mucho más claro con esta novela gráfica que me prestó mi jefe superior inmediato(el melómano más intenso que conozco: Marinho Aguilar). Los gráficos son sencillamente brutales, la historia de pronto revela sus costuras mal cocidas, pero hay capítulos que por sí solos son diamantes. Sobre todo para los que nos gustan los deportes.

maradona

Después de este recuento, no me queda más que incitarlos a comprobar mi buen o mal gusto.

También los invito a mi blog

Anuncio UAEM
Anuncio UAEM