Superhéroes hacen a niños más agresivos y menos heróicos, revela estudio

Según un estudio realizado por Sarah M. Coyne de la Brigham Young University, el efecto que la cultura de superhéroes tiene sobre los niños de preescolar podría ser más negativo que positivo.

La investigación estudió  la asociación entre el consumo de contenido de superhéroes y los comportamientos agresivos, pro-sociales y protectores de los niños de preescolar.

El estudio incluyó a 240 niños (49% de varones) y a sus padres quienes reportaron qué tanto interactuaba su hijo con historias, películas, mercancía y shows de televisión sobre superhéroes. Se les preguntó además qué tanto se identificaban con distintos superhéroes. También se entrevistó a los niños individualmente, se les pidió identificar a 10 superhéroes populares, nombrar a su favorito y explicar porqué lo era.

Un año después el estudio encontró que el consumo de contenido de superhéroes estaba relacionado con un incremento en la agresión física y social. Además, reveló que no estaba relacionado con actitudes pro-sociales o de defensa de víctimas.

Las respuestas de los niños sobre su superhéroe favorito fueron diversas. Un 10% destacó alguna habilidad positiva de los superhéroes: “Porque dispara telarañas y salva a las personas”. 20% asoció a su superhéroe favorito con habilidades violentas. Por ejemplo: “Es grande y puede golpear” o “Destruye y se pone furioso”. Algunos fueron más moderados en sus comentarios y otros más alabaron la agresión sin medida. “Porque puede aplastar y destruir todo y no le interesa porque es un matón grandote”. Otros niños afirmaron que el Capitán América es su superhéroe favorito “porque puede matar”.

El restante 70% de los comentarios relativos a la habilidad de los súper no tuvo relación con la agresión o con la heroicidad: “Porque es grande y fuerte” o “Porque es cool y puede volar”.

Los coautores del estudio son los profesores de BYU Laura Stockdale y David Nelson, junto con los estudiantes de posgrado Kevin Collier y Lee Essig de la misma universidad. Además de Jennifer Linder del Linfield College.

 

“Muchos chicos de preescolar aman a los superhéroes y muchos padres piensan que esa cultura le ayudará a sus hijos a aprender a defender a los débiles y ser más amables con su prójimo”, dijo Coyne, “pero nuestro estudio muestra que ocurre lo opuesto. Los chicos adoptan las partes agresivas y no las heróicas”.

El estudio fue publicado esta semana en el Journal of Abnormal Child Psychology.

Coyne recomienda a los padres exponer a sus hijos con moderación a la cultura de superhéroes. “Los hallazgos no sugieren que los niños no deben ver absolutamente nada de contenido de super héroes, existen valores positivos que se pueden aprender. Lo importante es tener moderación. Que sus niños se involucren con todo tipo de actividades, una de las cuales pueden ser los superhéroes, pero hay muchas, muchas otras cosas que pueden hacer también”.

 

Coyne teoriza que una de las razones por las que los niños se hacen más violentos es, en parte, porque no comprenden las complejas tramas de los superhéroes de hoy. La mayoría de los programas, dice, están hechos para niños más grandes y contienen historias complejas en donde la culpa, la violencia y las actitudes heroicas se mezclan unas con otras. Los chicos de preescolar no tienen las habilidades cognitivas para reconocer el mensaje moral completo que a veces se quiere dar.

 

Anuncio UAEM
Anuncio UAEM