Black Duck Jr., joven promesa de la lucha libre lastimado.

Por: Solmur.

Antes de entrar a la nota del día, me gustaría resaltar que resulta muy agradable ver como se ha estado superando, en cada función, la joven luchadora llamada Espectra, en los eventos domingueros de la Arena Coliseo Gimnasio, aquí en la Bella Toluca, Estado de México, en la primera de la tarde del 12 de Marzo del 2017, constatamos que ahora sí está en lo suyo: luchando bien, ese día le ganó a otro joven llamado Niebla Oscura, dieron una buena lucha.

Pero aquí es donde debe de existir una vigilancia constante, para todos los luchadores incipientes, por parte de sus maestros, creo que deben ver contra quien luchan, en que modalidad, tipo de evento, contrincante y hasta en qué arenas; y lo más importante, cuando disputar un campeonato; de lo contrario puede suceder lo que le pasó, en esta misma función, al joven prospecto Black Duck Jr., quien siendo Campeón Crucero del Centro de la República, sufrió una lesión de columna, quien en apariencia solo fue el impacto y dolor de la llave que le aplicó el experimentado luchador Demon Green, en ocasión de la disputa del cinturón, con ello resultó ganador el Demonio Ecológico.

Ahora les cuento que sucedió en este combate: se hizo la presentación oficial de los luchadores campeón y retador con sus respectivos seconds. Por el lado del campeón La Sombra del Dragón y por el retador el visitante Tsunami.

La lucha comenzó de acuerdo al Reglamento de Box y Lucha Libre del Estado de México o sea sin golpes y técnica, hasta que el rudo bajó al técnico para azotarlo contra la puerta de acceso a la Arena y utilizar golpes; aquí el réferi debió aplicar el Artículo 250 del reglamento de referencia o sea debió descalificar a Demon Green.

Más tarde, hubo sangre del técnico en el ring; así fue casi toda la lucha, con la aplicación de llaves y contras en la tercera caída, hasta que el campeón llevó a su rival a espaldas planas o mejor dicho con los omoplatos pegados sobre la lona durante tres segundos, para lo cual el réferi contó en voz alta acompañados con golpes en la lona.

Aunque ambos luchadores quedaron así, el referí decreto un empate, lo que debió darle el triunfo al llamado Black Duck Jr. de acuerdo al numeral 251 del Reglamento de Box y Lucha Libre del Estado de México.

Pero como nadie estaba de acuerdo con este resultado, alguien determinó que se luchara la cuarta caída, lo que aprovecho Demon, sin esperar que sonara la campana que es la que autoriza el inicio de cada caída, de inmediato aplicó una llave de rendición al joven Black Duck Jr. lo que llegó a lastimar, un poco después se atrevió a voltearlo para que el réferi contara los tres segundos, esto pudo haberlo lastimado aún más, con ello se le dio el cinturón al nuevo campeón.

La conclusión sería, desde nuestro punto de vista personal y legal, que Demon no ganó, puesto que el artículo 258 del Reglamento de referencia, dice textualmente: Cada combate de lucha libre tendrá como límite tres caídas; “cada caída será sin límite de tiempo, ganará quien obtenga dos caídas de las tres en disputa, en caso de apuestas de máscara contra máscara; cabellera contra máscara, o cabellera contra cabellera, no habrá empate, debiéndose luchar otra caída extra”. Por lo que el campeón con el empate sigue siendo campeón, ahí se los dejamos para que se puedan tomar las medidas del caso; ahora, solo me resta pedirles que no tiren basura a la calle ya que esta contamina el agua, aire y tierra, ¿Vale Valedores?

Anuncio UAEM
Anuncio UAEM