Me siento chilango dice luchador francés Karaqui. En México la lucha es cultura

Por: La Compañía de Solmur.

En México la lucha es cultura, dice el luchador francés Karaki quien da una amplia explicación de por qué respeta a los enmascarados mexicanos. Deja también en claro su formación como luchador olímpico y dice que desde hace siglos los franceses han aportado a la lucha libre. En entrevista con Solmur, también habla de cómo se siente un chilango que no ha dejado de ser francés, así como de las clases que le dieron Monje Loco y Slayer para entender lo que el respetable grita en las arenas.

Nuestro entrevistado es un atleta de First Round Management (Florida), agencia líder americana que entre sus filas cuenta con varios peleadores profesionales de UFC y campeones con conocimientos en Ju Jitsu.

Ha practicado y destacado en varias disciplinas, entre las más importantes, se encuentran la Greco-roman wrestling (Lucha greco-romana) y la Submission wrestling (Lucha por rendición) Sambo wrestling (Sambo) y Pro wrestling (Lucha profesional).

En exclusiva para Lector 24, nos dice: “Bueno, déjame decirte que en mi caso no soy un personaje, por la sencilla razón que soy campeón de lucha olímpica, inicié en la selección nacional de Francia, soy también peleador de lucha de sumisión en Turquía; más tardar entrené con Antonio Iñaki”.

Heddi Karaqui contesta, mediante un español bien pronunciado e impregnado de la elegante pronunciación francesa, lengua original del luchador, quien se está identificando con algunas expresiones muy mexicanas, pues el Monje Loco y Slayer le han dado instrucción para no pecar de ignorancia al dirigirse a la afición o sus compañeros luchadores, tanto en el ring como el vestidor: desde una “mentada de madre” hasta “una chingada” y sus tantos y tantos significados.

Nos aseguró: “Entreno diario, dos veces por día de dos a tres horas, aunque depende si existe alguna lucha especial que debo prepararme de forma distinta e intensiva”

Nos comentó que la lucha libre le ha proporcionado la oportunidad de viajar, muchas experiencias, encontrar buenas personas, lugares, culturas diversas y también lesiones.

Como luchador en nuestro territorio ¿Qué piensas, que estás haciendo para dejar un legado a la lucha libre mexicana?

“Soy entrenador en la Arena Naucalpan, doy muchos seminarios y entreno a jóvenes en muchos lugares, ese sería mi legado, trasmitirlo a mi estilo de la lucha greco-romana, que es como se lucha en Francia y algunos lugares de Europa”

Pero en México ¿Dónde has luchado de manera continua?

“Bueno, estuve en el Consejo Mundial de Lucha Libre, luchando los viernes, en la lucha Azteca 7 con la empresa Élite, en la Arena Naucalpan y algunas funciones con la Triple A, con los Perros del Mal, en la Arena Monterrey, Arena La Afición en fin, casi en todas las arenas que existen en México”.

En alguna entrevista le preguntaba a Octagoncito, sobre la aportación real de los luchadores extranjeros a la lucha libre mexicana, nos decía que de hecho no aportan nada solo imagen y cuerpo de gimnasio, ¿Qué opinión merece este comentario?

“Seguramente habló de los gringos, pero soy luchador olímpico, cuando van a los juegos olímpicos somos nosotros quienes ganamos todas las medallas; pienso que cada país aporta algo, como México aporta mucho. Octagoncito no debe olvidar que quienes trajeron la lucha libre a México fueron, precisamente, los franceses en 1863, no debe olvidar la historia, no olvidar el pasado, porque ese pasado fue la aportación de nosotros”

¿Qué impresión tienes de la lucha libre Mexicana  Karaqui?

“Pues pienso que más que un deporte es cultural, es parte de la gente aficionada, se vive, se emociona mucho, les gusta mucho la cultura de las máscaras, la tradición de las máscaras, es muy familiar los Santos, Mil Máscaras, etc.  tienen una historia cada uno de ellos, como la Arena México es única en el mundo. Tiene mucho peso la lucha libre en este país. En mi caso me presento con máscara, luego me despojo de ella, me gusta mucho”

¿Te gusta estar en México y luchar en tierras mexicanas?

“Pues siempre es un gusto luchar en México. Ya tengo siete años aquí, ya me siento mexicano, francés-mexicano, me siento más chilango que francés y el punto para mí es disfrutar mi pasión del llaveo, poder trasmitirla y disfrutarla con los aficionados, ya que esto es la verdadera lucha clásica, que vine siendo universal”

¿Pero entonces dime quién es el mejor luchador de México en este sentido?

“Para mí no hay mejor luchador en México, es como decir cuál es la mejor canción o el mejor cantante, eso depende de los gustos y del tiempo, más que un deporte es un espectáculo. Existen muchos que son muy buenos, mis respetos para todos. Hay locales que son muy buenos y nadie conoce, leyendas que son muy buenos que tienen presencia y leyendas que son malos”

Se despidió como todo buen nuevo chilango, gritando: ¡arriba México y viva Francia cabrones!, a dos de tres sin límite de espacio, el alumno destacado de los maestros Durango Kid (Míster X) y Don Antonio Inoki.

Anuncio UAEM
Anuncio UAEM