Los libros de mi infancia

Ya sé que el título de esta columna es engañoso y cursi. Y si me apuran hasta pretencioso. Pero no puedo hablar de manera sentenciosa sobre gustos, mucho menos hacer generalizaciones obtusa. Sí puedo comentarles cuáles fueron los libros que me llevaron a convertirme en un lector, obsesivo, voraz y metódico. Y como no me pude convertir en basquetbolista, estudié Literatura. Ya con el tiempo la poesía y la pluma me llevaron a salir del inédito, gracias al Premio Internacional de Poesía “Gilberto Owen Estrada” en 2006. Pero eso es lo menos importante.

Mi papá me entrenaba en la lectura con aquel legendario El tesoro de los niños, sobre todo los mitos griegos de los que no recordé absolutamente nada sino hasta la licenciatura. Luego me hizo leer, con preguntas y todo, Hombrecitos de Lousie M Alcott. Le siguió Tom Sawyer, con el que pasé mi primer y única noche maratónica de lectura: hasta las 2 am. Tenía yo 8 o nueve años y me enamoré de Becky Tatcher. Desfilaron después Los tres mosqueteros de Alejandro Dumas, La isla misteriosa de Julio Verne. Moby Dick me derrotó, pero La isla del tesoro me puso a vibrar. Era niño y todo era nuevo y maravilloso. Así es la infancia. Y así debería de ser para todos los niños. Lo sé, es una utopía pueril pero así quiero que sea para mi hijo. Para mis sobrinos. Para los hijos de mis amigos. “El Niño es el Padre del Hombre” decía el poeta inglés Woordsworth, metáfora perfecta ahora confirmada por los terapeutas y sicólogos en torno a lo decisivo de las experiencias en la niñez.

Ahora hay mucha más posibilidades editoriales de literatura infantil, ediciones deliciosas con ilustraciones atractivas y envolventes (de las que recomienda las cuatrilingües de Artes de México), impresionantes cuentacuentos (como Mario Iván Martínez). Lo que no me queda duda, es que un libro bien elegido, recomendado en la temprana infancia, convertirá al niño, al menos, en alguien proclive a la lectura. Y eso ya es una buena noticia

También los invito a mi blog

Anuncio UAEM
Anuncio UAEM