3 modos científicamente comprobados de convencer a otros de votar por tu candidato

Por Cheque Santana.

Conforme la elección se acerca, los 1.6 millones de electores indefinidos se vuelven clave. Si estás seguro de que tu candidato es el mejor, seguramente querrás convencer a los demás de que tienes la razón. ¿Pero cómo hacerlo? Te damos 3 ideas geniales basadas en la Neurología y la Psicología que te ayudarán a lograrlo y a darte cuenta de si tú mismo has sido influenciado. Veamos.

Si te dan las gracias, son tuyos.

De acuerdo con el Dr. Frank Flynn de la Universidad de Stanford, la reciprocidad es una de las formas más poderosas de conseguir algo. El momento posterior a que alguien te da las gracias es crucial para conseguir lo que quieres: lo tienes en tus manos. Pero también puedes perderlo fácilmente. No digas cosas por el estilo de: “No hay porqué, no es nada” ¡No minimices el favor! Más bien, trata de obtener un compromiso. Frases como: “Eso es lo que hacen los amigos” son mucho mejor idea. Usaremos esta idea en un ejemplo de como influenciar a un potencial votante a través de redes sociales, pero primero a lo que sigue:

Haz grupo, haz grupo, haz grupo.

Llamar al otro ingenuo, palero o vendido no te va a llevar a ningún lado. Esto, al parecer tan lógico, es uno de los errores más comunes -sino el más común- que la gente comete al hacer proselitismo: todas las conversaciones de redes sociales son la mejor evidencia.

El Dr. Robert Cialdini de la Universidad de Arizona confirma esto: si eres agradable con alguien es más fácil influenciarlo porque a los seres humanos nos gusta formar parte de un grupo. Al ofenderlos -especialmente en su preferencia de grupo- solo refuerzas tu diferencia con él.

Las redes sociales son una buena oportunidad de experimentar. Observa las conversaciones y encuentra a alguien que esté siendo atacado, busca puntos en común con él: la música que le gusta, su equipo de futbol, etc. Si se trata de un miembro del sexo opuesto, prueba el halago: “Usted no solo es hermosa también opina con inteligencia”. La misma cursilería de la frase jugará a tu favor, pues es probable que otros se burlen. En ese momento habrás logrado hacer un equipo: tú y la persona tienen puntos en común y un mismo enemigo. Aprovecha el momento. Si logras que te dé las gracias, como dijimos en el punto anterior, refuerza el sentimiento de grupo: “Eso es lo que hacen los amigos”.

El compromiso escrito refuerza la relación.

Los grupos de coaching coercitivo como Mexworks e Ingeniería de lo Imposible saben usar esta técnica con maestría.

Escribir hace las cosas más reales. Lo hacen quienes firman contratos y lo hace la chica que espera que su enamorado le haga caso. Pencas de magueyes y hojas membretadas son testigo: escribir reafirma el compromiso.

Si vas a hacer proselitismo a una vivienda, hazlo de preferencia con alguien que conozcas, que sea indeciso y ve acompañado de otra persona. Haz conversación casual, platica, agrada y hagan planes JUNTOS. Cuenta sobre la fiesta que harás cuando tu candidato gane (nunca muestres duda de su triunfo) y pide que firmen una lista del tipo: Todos nosotros estamos seguros de que nuestro candidato va a ganar. Lleva una lista grande, recuerda: grupo, grupo, grupo.

Conclusión.

La comunidad de quienes se dedican el PSI (Power, Status and Influence) es grande. Neurólogos, sociológos, psicólogos y economistas traen a la luz nuevas teorías todos los días por lo que esta lista apenas rasca la superficie del tema. Más si aplicas estos consejos, te aseguro que te facilitarás mucho la vida.

Suerte con el proselitismo y que el mejor candidato triunfe.

Anuncio UAEM
Anuncio UAEM