3 extrañas formas en que los videojuegos están cambiando tu cerebro

A finales de los 70’s los videojuegos llegaron al público masivo con la consola de Atari. Hoy, mil 800 millones de personas los juegan. Dado que el usuario promedio ha jugado por al menos 13 años, es normal que estén cambiando nuestro cerebro. ¿Pero cómo? Científicos españoles y estadounidenses decidieron responder a esta pregunta y lo que hallaron te sorprenderá.

“Los videojuegos a veces han sido alabados y otras demonizados, muchas veces sin información que respalde lo dicho. Más aún, jugar videojuegos es una actividad muy popular, así que todo mundo tiene una opinión sobre ello”, dice Marc Palaus, primer autor de la investigación, publicada recientemente en la revista Frontiers in Human Neuroscience.

Palaus y sus colegas analizaron los resultados de 116 estudios científicos, 22 de los cuales indagaron por cambios estructurales en el cerebro y 100 que buscaron cambios en la funcionalidad del cerebro y/o el comportamiento.

Lo bueno: Los videojuegos mejoran la atención y las habilidades visual-espaciales.

Los estudios muestran que jugar video juegos puede cambiar el funcionamiento de nuestro cerebro e incluso su estructura. Por ejemplo, jugar video juegos afecta nuestra atención y los estudios muestran que los jugadores muestran mejoría en siete tipos de atención, tales como la atención sostenida y la atención selectiva. Las regiones cerebrales involucradas en la atención son también más eficientes en los videojugadores y requieren menos activación para mantener la atención en tareas demandantes.

También hay evidencia de que los videojuegos pueden incrementar el tamaño y eficiencia de regiones del cerebro relacionadas con las habilidades visual-espaciales. Por ejemplo, el hipocampo creció tanto en los gamers de años como en los voluntarios que seguían un programa de entrenamiento en video juegos.

Lo malo: pueden causar adicción.

Este tipo de adicción se llama Internet gaming disorder. Los investigadores han encontrado cambios funcionales y estructurales en el sistema neural de recompensas en los adictos a los videojuegos. Estos cambios neuronales son básicamente los mismos que se observan en otros desórdenes adictivos.

En conclusión: falta investigar.

Entonces ¿Qué significan todos estos cambios cerebrales “Nos enfocamos en como el cerebro reacciona a la exposición a los videojuegos, pero estos efectos no siempre se trasladan a cambios en la vida real”, dice Palaus. Los videojuegos son bastante recientes y la investigación sobre sus efectos está en pañales. Por ejemplo, aún estamos trabajando en saber que aspectos de los juegos afectan qué regiones cerebrales y cómo.

“Es probable que los videojuegos tengan tanto efectos positivos (en atención, y habilidades motoras y visuales) y aspectos negativos (riesgo de adicción), y es esencial que abracemos esta complejidad”, concluyó Palaus.

Anuncio UAEM
Anuncio UAEM