Definitivo: PRI, Verde y Nueva Alianza rompen electoralmente en EDOMÉX

Foto archivo de cuando dirigentes del PRI en el Estado de México firmaron un convenio para la elección de gobernador con el PES, MC y el Verde. En esta elección se rompió una taza y cada quien para…

Toluca, Estado de México.- Este día quedó confirmada la ruptura entre el PRI, el Verde y Nueva Alianza en el Estado de México. La coalición que habían formado en quince distritos electorales de territorio mexiquense fue revocada y ahora cada instituto político participará por su cuenta y riesgo en el próximo proceso electoral para designar a los nuevos diputados locales.

En un escueto comunicado, el PRI confirmó que la coalición quedaba rota:

“El Partido Revolucionario Institucional, el Partido Verde Ecologista de México y Nueva Alianza anunciaron que en el Estado de México irán por separado en la elección local”.

El convenio de coalición que habían firmado los presidentes de los partidos políticos en el Estado de México fue en primera instancia aprobado por los integrantes del Consejo General del IEEM.

Los abogados electorales de Morena impugnaron este acuerdo ante los magistrados locales del Estado de México y dichos magistrados consideraron que el convenio era legal. Los morenistas no se dieron por vencidos y presentaron una nueva demanda, pero ahora ante los magistrados federales de la Sala Regional de la Quinta Circunscripción y estos magistrados determinaron que, en efecto, el convenio de coalición permitía un traslado ilegal de votos del PRI hacia el Verde y Nueva Alianza. Y en razón de eso ordenaron a los tres partidos políticos que volvieran a realizar otro convenio pero en los términos de la ley.

Les dieron un plazo de cinco días. Los dirigentes del PRI, del Verde y de Nueva Alianza reflexionaron que en lugar de hacer otro convenio en los términos en que se los imponía la autoridad electoral lo mejor era ir por separado. De esta forma el PRI, el Verde y Nueva Alianza competirán en las elecciones de diputados locales y presidentes municipales cada quien con sus candidatos.

La situación se pone difícil para el Verde y Nueva Alianza pues ambos partidos tuvieron serios problemas en las pasadas elecciones de gobernador pues no alcanzaron ni el dos por ciento de la votación. Tanto el Verde como Nueva Alianza deberán entrar en un proceso difícil pues deberán tener cuando menos el tres por ciento de la votación en las elecciones de diputados y alcaldes locales si quieren conservar su registro como partido estatal. De no lograr ese tres por ciento tampoco tendrán derecho a tener diputados locales en la próxima legislatura.

De esta forma se confirma que en las boletas electorales de diputados en el Estado de México aparecerán candidatos de Morena y sus aliados, el PRD y sus aliados, el Partido Vía Radical, el Partido Verde, Nueva Alianza y a lo mejor algunos candidatos independientes que no les ha ido muy bien en el Estado de México.

El convenio de coalición para candidaturas comunes que habían firmado el PRI, el Verde y Nueva Alianza contemplaba que de 15 candidatos a diputados locales 13 serían del PRI, 1 del Verde y 1 de Nueva Alianza. Pero al momento de distribuir los votos el 60 por ciento de la votación en esos 15 distritos serían para el Verde y Nueva Alianza, mientras que al PRI solamente se le quedaría el 40 por ciento de los votos. Los morenistas protestaron y los magistrados electorales les dieron la razón. Los magistrados habían ordenado que la distribución de votos fuera equivalente a la distribución de candidatos. Los tres partidos se ve que no llegaron a un acuerdo y ahora prefirieron participar por separado.

En las pasadas elecciones de gobernador el PRI registró como aliados al Verde, a Nueva Alianza y al PES. La votación de estos tres partidos fue ínfima en las elecciones de gobernador pero lograron reunirle los votos necesarios a Alfredo del Mazo para que fuese gobernador, pues voto a voto el PRI obtuvo menos que Morena. Pero ya con sus aliados, Del Mazo dio el brinquito que le faltaba.

Los tres partidos pensaron que Del Mazo sería agradecido, pero resultó lo contrario. El gobernador y su equipo político consideraron que los tres partidos no habían realizado un buen trabajo y los comenzaron a tratar mal. La historia termina con una separación total con miras a las elecciones de alcaldes y diputados en el Estado de México.

 

 

Anuncio UAEM
Anuncio UAEM