Acusan al rector Barrera de querer terminar con derechos de estudiantes

A pesar del intento del rector de la UAEM, Alfredo Barrera, por disfrazar la reforma universitaria de académica y administrativa, cada día permea más entre los universitarios que solamente se trata de los esfuerzos de un grupo de poder político por controlar y ampliar su permanencia al frente de la institución. Un poder que ha estado envuelto en gravísimos escándalos de corrupción o bien que ha transformado a la rectoría en un trampolín político para acceder a cargos públicos.

En un desplegado publicado por el Colectivo Prodefensa de la UAEM, se denuncia también la intención real del rector Alfredo Barrera para desaparecer el principio de paridad universitaria. La paridad universitaria consiste en que en el Consejo Universitario, máximo órgano de dirección, el número de maestros y alumnos sea igual. El rector, dice el Colectivo UAEM, promueve la incorporación de más consejeros maestros, pero no de más consejeros alumnos. Se trata de que la paridad entre estudiantes y maestros desaparezca para que la parte burocrática de la institución controle la mayoría. “Ahora el rector Alfredo Barrera, dice el colectivo UAEM, pretende que los alumnos tengan nada más 36 consejeros y los académicos (directores y profesores) 70.”

Hace años, la UAEM pasó por una huelga que terminó con la renuncia del rector en funciones, por cierto de apellido Barrera. Esa huelga, entre otras cosas, se realizó para lograr la paridad del Consejo Universitario y evitar la reelección del rector (el rector duraba en el poder tres años y se pretendía que se reeligiera para durar seis años). Hoy, con argumentos alejados de lo académico, la reforma pretende ampliar a seis años la duración del rectorado y además, dicen, desaparecer la paridad del Consejo Universitario.

El hecho de que la rectoría realiza una consulta donde no se dejan las cosas claras, no permite saber realmente cómo quedaría, de aprobarse la reforma, la paridad en el Consejo Universitario. La denuncia del Colectivo UAEM es la primera que se expresa en el sentido de que la reforma afecta la paridad en el consejo universitario.

Este mismo colectivo denuncia que la consulta del rector se realiza a puerta cerrada y con mecanismos controlados de tal modo que al final todo se use para legitimar una supuesta mayoría a favor de la reforma.

El colectivo UAEM anuncia la realización de un foro abierto que se contraponga a lo que calificaron no de consulta, sino de “reuniones a puerta cerrada”.

Mientras las protestas crecen, autoridades universitarias se esfuerzan en esconder el debate real y solo promueven entrevistas a directores de escuela que serán beneficiados con la ampliación del plazo con la permanencia en el poder. A pesar de ello, en las redes de la comunidad universitaria las protestas, las quejas y las acusaciones de corrupción se incrementan.

Para muchos universitarios, lo poco que tiene de académico la reforma solo es una cortina de humo para esconder las intenciones reales del grupo de Barrera: garantizar, desde ahora, a un miembro del secretariado actual, la permanencia en el poder.

Cientos de comentarios en las redes sociales señalan que mientras no se corrija “la estafa maestra” y se aclare la participación o no de exrectores en el fraude millonario al gobierno de Oaxaca, difícilmente se puede tener calidad moral para ampliar el periodo en el poder de quienes administran la institución. Incluso, contrario a los deseos del rector, una enorme cantidad de propuestas se pronuncian por bajar el periodo del rector de cuatro a tres años (como estaba hace tiempo).

Finalmente, desde rectoría se ha dejado entrever que el proceso de consulta que ellos realizan podría estar terminado para el 15 de mayo.

Anuncio UAEM
Anuncio UAEM