No violar la autonomía universitaria, exigen al gobernador Alfredo del Mazo

 

Estudiantes, catedráticos y trabajadores de la UAEM hicieron un fuerte llamado al gobernador Alfredo del Mazo a no violentar la autonomía universitaria que pueda llevar a la institución a una confrontación, al tiempo de que acusaron al rector, Alfredo Barrera Baca, de crear una reforma personal que permite la reelección, destruye la paridad en el consejo y está al servicio de la permanencia en el poder de un grupo político acusado de graves desvíos económicos.

Durante una conferencia de prensa que dieron de forma conjunta, los estudiantes y profesores plantearon que el rector de la UAEM primero cometió un error al manipular el consejo universitario y sacar una supuesta propuesta de reforma de ley que, según Barrera Baca, fue consensuada con la comunidad universitaria. Al decir de los declarantes existieron de forma clara instituciones que se opusieron a la reforma, además de que la consulta nunca se hizo pública.

Aún cuando entre los declarantes se presentaron algunas posiciones encontradas respecto a la manera de presentar el tema, en el fondo todos estuvieron de acuerdo en que el rector de la UAEM cometió un grave error al plantear una reforma contraria a los intereses de la UAEM y todos coincidieron en que la propuesta de Alfredo Barrera primero no representa los intereses de la comunidad universitaria; segundo permite la reelección; tercero destruye la paridad del consejo; cuarto facilita el desarrollo de la educación privada y atenta con la educación pública; quinto se debe de aclarar el desvío de recursos de la autoridad universitaria denunciadas en la famosa “estafa maestra; sexto la ley que se propone no debe entrar en funciones; séptimo el consejo universitario fue manipulado; octavo el resultado de la consulta fue manipulado; noveno con su necia postura el rector de la UAEM ha provocado una crisis política al interior de la institución

En lo que existió disenso entre quienes dieron la conferencia fue en la manera de afrontar el problema. Mientras algunos propusieron que el gobernador no la presente y el congreso la rechace; otros propusieron una propuesta de ley alternativa que debiera ser discutida por los diputados; y unos más, estudiantes sobre todo, que se debe hacer un nuevo sistema de consenso de la comunidad universitaria pero bajo un procedimiento democrático.

En síntesis en la idea de rechazar la reforma propuesta por el rector y la manera como se hizo existe un consenso absoluto que es suficiente para poner en crisis a la institución. Aún cuando se debe aclarar que en el proceso de qué se debe hacer para construir un nuevo acuerdo aún existen algunas dudas y disensos.

Los estudiantes dijeron que “hoy no nos presentamos con nombre y apellido sino como un colectivo universitario organizado y autónomo y preocupado por las posiciones autoritarias, corruptas y viciosas con las que se han tomado las decisiones en la universidad…Las condiciones que hoy se nos presentan nos han orillado a tomar una decisión… No estamos dispuestos y dispuestas a que se apruebe el proyecto presentado por rectoría…la reforma que los estudiantes queremos aún no existe y está por construirse”.

En la conferencia destacó la presencia de maestros de economía que recordaron que en esa Facultad se realizó una consulta y todos los integrantes determinaron rechazar la reforma propuesta por el rector Alfredo Barrera. Sin embargo, al final en el Consejo Universitario se dice que la reforma se aprobó por unanimidad. Dijeron que le están pidiendo a sus directivos aclarar el por qué de su postura.

En la institución desde hace tiempo se sabe de una fuerte reacción en contra de la reforma del rector Alfredo Barrera, pero esta es la primera ocasión en que integrantes de la comunidad universitaria salen abiertamente a medios y presentan la más dura crítica que se ha realizado al rector Alfredo Barrera Baca por su “necedad” de impulsar unas reformas contrarias al interés de la comunidad universitaria. Tenía años que en la institución universitaria no se observaba un clima de tanta tensión y la posibilidad de que la misma siga creciendo y estalle en una gran movilización.

La reforma universitaria, en efecto, fue aprobada unos días antes de de las elecciones constitucionales presidenciales y por esa razón parecía que no tendría mayores consecuencias. El clima político electoral y nacional hizo que la opinión pública dejara de poner atención al proceso de la reforma. El rector parecía haber encontrado el momento oportuno para cumplir con su objetivo de sacar sin ruido la aprobación de la reforma y que no tuviese consecuencias. Sin embargo, hoy las cosas cambiaron radicalmente y después de muchos años se vuelve a alzar una propuesta de acusar a un rector de la UAEM de déspota, así como la petición a un gobernador para que no intervenga en asuntos universitarios y violente la autonomía. Las cosas se pusieron al rojo vivo. Prácticamente el rector Alfredo Barrera le pasó una papa caliente al gobernador y al Congreso Mexiquense. Redacción. Edmundo Cancino.

 

 

 

Anuncio UAEM
Anuncio UAEM