Llevan a juicio a Diputados de representación de Congreso mexiquense.

Alfonso Bravo, representante del PAN ante el IEEM . Foto Archivo.

Tal y como lo había anunciado, la dirección del PAN, a través de Alfonso Bravo, presentó un Juicio de Inconformidad contra el acuerdo del Consejo General del IEEM que le otorga 10 diputados de representación proporcional a Morena. En su juicio el PAN se queja del acuerdo y dice que el consejo del IEEM promueve la sobrerepresentación al otorgarle a morena y sus aliados el 70 por ciento de los diputados cuando nada más consiguió el 41 por ciento de los votos relacionados con la elección del próximo congreso mexiquense.

En voz de su representante ante la autoridad electoral, Alfonso Bravo, calificaron de inmoral, antidemocrático e ilegal el acuerdo del Consejo General del IEEM. Sostuvo que se trata de una fraude a la ley.

“Es cierto que el pasado 1 de julio, 3 millones 600 mil personas votaron por Morena y sus aliados. Pero también es cierto que 4 millones 400 mil personas votaron por otras opciones políticas. Con la asignación de los diputados de representación como la pretende llevar a cabo el IEEM los deja subrepresentados. Es absolutamente inmoral e ilegal que los partidos que obtuvieron 3 millones 600 mil personas se les asigne el 70 por ciento del congreso y a quienes obtuvieron 4 millones 600 mil se les quiera dejar el 30 por ciento. No tiene límites. Esto es absolutamente desproporcionado. Viola todos los principios elementales de la democracia representativa. Afecta a miles de ciudadanos que votaron por una opción y ahora, por un acuerdo ilegal, se pretende dejarlos sin representación”, dijo Alfonso Bravo.

De esta manera se inicia la etapa jurídica electoral en relación con el Congreso del Estado de México. El juicio que ahora se realiza recuerda mucho la época en que la dirigencia del PRD, entonces encabezada por muchos de los actuales líderes de morena (Higinio Martínez entre ellos), presentó una demanda contra el PRI por sobrerepresentación.

En aquella ocasión los quejosos decían que con el 33 por ciento de los votos el PRI pretendía asignarse el 51 por ciento de los diputados. Los magistrados le dieron la razón al PRD y al PAN, lo cual terminó en que le quitaron al PRI los 8 diputados de representación que previamente le había dado el Consejo del IEEM y los redistribuyeron entre todos los partidos políticos. El propio Andrés Manuel López Obrador, presidente del PRD en aquellos años, salió a quejarse junto con la dirigencia nacional del PAN de la sobrerepresentación que se le daba al PRI. El juicio que hoy se inicia es muy parecido, salvo que en aquella ocasión la sobrerepresentación que pretendía el PRI era del 18 por ciento y ahora la que pretende morena y aliados es del 29 por ciento.

Tal vez por eso, Alfonso Bravo declaró: “Seguir adelante con este acuerdo, dijo, significa una sobrerepresentación del 29 por ciento que ni en los peores tiempos de la democracia mexiquense se había presentado”.

El representante panista se mostró confiado en que los magistrados den marcha atrás al acuerdo del Consejo General del IEEM y ordenen una reasignación en donde se respeten los principios de la democracia. No se trata de un capricho o una ocurrencia. No se trata de quitarle votos a Morena, se trata de que Morena no se asigne la votación de ciudadanos que confiaron en otra opción. Se trata de respetar los principios de la democracia y de la ley electoral que mandatan la creación de un congreso en donde no exista sobrerepresentación.

Terminó diciendo que la creación de la figura de los diputados de representación proporcional fue diseñada precisamente para equilibrar la representación de las fuerzas de acuerdo con su votación. Eso no está pasando. El acuerdo del Consejo General del IEEM va en el sentido contrario. Permitir que una fuerza con el 41 por ciento de los votos tenga el 70 por ciento de los diputados, lo que equivale a comenzar a sembrar un ambiente antidemocrático, acallar las voces de la oposición y generar un clima dictatorial.

El juicio se ventilará en primera instancia en el Tribunal Electoral del Estado de México, que se espera resuelva a principios de agosto, pudiendo los inconformes con el fallo acudir al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

 

Anuncio UAEM
Anuncio UAEM