Los locos secretos que se esconden detrás de un beso

Por Lorena Rodríguez

El beso en la boca es un momento clave para evaluar la atracción o el rechazo que sentimos hacia otra persona. De inicio, creo que besar a alguien nos abre la primera “puerta” para saber que existe una posibilidad de que esa persona nos corresponde. Sin embargo, el beso, tan inofensivo como lo creemos, anticipa la compatibilidad sexual entre dos personas y, más adelante, si esa pareja decidiera continuar, es una forma de mantener la vida erótica.

De hecho, algunos expertos se aventuran a decir que las parejas que se besan poco llegan a suponer que su erotismo es aburrido

Si nos vamos a los inicios; besar es parte de un ritual de cortejo. Durante el beso, se produce un intercambio de información sobre la composición química, táctil y otras señales, que activan mecanismos que evitan la reproducción entre individuos con genes incompatibles.

El beso se convierte así en un medio para iniciar la excitación sexual. Pone en funcionamiento 30 músculos faciales e induce la producción de oxitocina, esta hormona relacionada con el enamoramiento, el afecto, la ternura y las ganas de tocar. Si todos supiéramos estos datos, tal vez quisiéramos besar mucho más.

Más allá de que pensemos que el besar es bueno para la salud, existen otros factores. Por ejemplo: un estudio comprobó que las parejas que se despiden con un beso en las mañanas aumentan su esperanza de vida en cinco años. Estas personas faltan menos al trabajo e incluso, tienen un veinticinco por ciento menos de riesgo de sufrir accidentes laborales y de tránsito; comparadas con todas aquellas que se despiden de forma indiferente o incluso, agresiva.

Ustedes ¿Cómo se despiden de su pareja en las mañanas?

Al momento de tomar una sabia elección en la búsqueda de pareja, nuestra sensibilidad “inconsciente” para analizar la química que tenemos con la otra persona se activa, y es el olfato y los patrones químicos en la saliva los que nos hacen decidir, gracias al beso.

La verdad es que es el primer beso que le damos a alguien un filtro para saber si la relación continua o no. Pensemos en todos esos besos que hemos dado y que nos han hecho sentir tan bien, dejemos de subestimar el valor del beso porque es en realidad el que nos involucra directamente con el erotismo y el deseo.

Anuncio UAEM
Anuncio UAEM