Obrador reitera. Si no cumplo, en consulta, el pueblo me puede sacar

Luego de rendir protesta como presidente de México, Andrés Manuel López Obrador pronunció un discurso en donde criticó de manera severa la política económica neoliberal y la corrupción de los gobiernos salientes. Aseguró que el país deberá pagar intereses de la deuda por 800 mil millones de pesos cada año. Reiteró que habrá consulta para ver si se queda o sigue en la presidencia.

Sostuvo que de su parte impulsará una política conciliatoria con el gobierno saliente para facilitar la transición y dijo que las cárceles no alcanzarían para los corruptos. Sin embargo advirtió que la decisión final sobre qué hacer con los salientes será del pueblo a través de una consulta.

Habló de la importancia de reducir la corrupción como regla principal para resolver todos los problemas del país y lamentó que México se encuentre entre los países más corruptos del mundo.

Saludó la presencia de los presidentes de otros países dando preferencia al gobierno norteamericano, después al canadiense y más adelante a todos los gobiernos hispanoamericanos, destancado su reconocimiento a presidentes latinoamericanos, al rey de España y a los funcionarios europeos que estuvieron. También hizo un reconocimiento a Corea y China.

Reiteró su compromiso con la política social respecto a los estudiantes, los ancianos y los pensionados y dijo que a millones de ellos se las dará ayuda económica. Aseguró que no incrementará la deuda del país, que mantendrá los precios del petróleo de acuerdo a la inflación y adelantó que no se reelegirá y por el contrario habrá consulta en dos años y medios para ver si se queda o renuncia a la presidencia.

Por la tarde en un mitín en el zócalo dijo ante morenistas que se le entregó un país en quiebra.

Anuncio UAEM
Anuncio UAEM