Sábado 18 de agosto del 2018

De la mirada inquisidora a las ruinas en el ojo

Por Óscar Vargas Duarte Tomas el transporte público en la estación más cercana a tu trabajo, has caminado varias calles y sientes el peso...

Quiero lo que soy, lo que tú eres, lo que somos al estar juntos

Por Óscar Vargas Duarte Yo quería ser Bobby Fischer, el mejor ajedrecista en su tiempo, jugar una partida de ajedrez excepcional demostrando con ello...

Futbol y política

Estorba la falsa superioridad de quienes enjuician a diestra y siniestra los deportes como una especie de opio del pueblo. "Enajenados”, espetan, con gesto...

Días de fútbol; el desamor hace goles como tiros de esquina en el travesaño.

Por Óscar Vargas Duarte En mi segundo matrimonio todavía no aprendí a ver televisión, el horario lo escogía yo y los programas ella, de...

Los temibles rusos

Hay sueños que son premonitorios, otros que son recurrentes, pero no hay sueño que no nos revele algo de nosotros mismos. No estoy diciendo...

Tus manos limitan con la imaginación, una larga frontera de roces la recorre

Por Óscar Vargas Duarte Si no tienes sexo a diario, por lo menos lee cada día. Todo está a la distancia de un parpadeo cuando...

Futbol en las letras

¿Quién dice que el futbol está peleado con la literatura? El futbol, aun a pesar de toda la parafernalia provocada por los medios de...

Combatir el calor

El cemento, asfalto y la poca vegetación han convertido a las ciudades en el fondo de un sartén.

El horror que nunca olvidaremos

la punta del iceberg fueron los campos de concentración nazis.

Lugar de dudas y certezas.

Por Óscar Vargas Duarte El sueño es el lugar interno y medio Ocurre después, y antes de, como todo suceso. Primero es volver al útero No al...