Elecciones Opinión

INE: Con unos meses de vida, y ya muestra signos de muerte.

 

Cuentos y Cuentas WordPress post cabeza 470x150

No sabemos si el niño nació con defectos o los adquirió demasiado rápido.

Si varios partidos que hoy se quejan de la tendencia priista del Instituto Nacional Electoral diagnostican un nacimiento defectuoso, entonces ellos también son responsables pues participaron en la desaparición del IFE, la creación del INE y el proceso de elección de sus conejeros electorales.

Si, por el contrario, nos hablan de que la enfermedad se adquirió durante los primeros meses de vida, entonces el responsable son los mismos consejeros que habrían aceptado adoptar una postura parcial.

Resolver lo anterior es fundamental, pues de ello depende no sólo el correcto diagnóstico del INE, sino la forma como se le puede curar. Si todos los partidos son responsables de la creación de un INE defectuoso, pues entonces corregir el defecto no sólo implicaría la renuncia de unos consejeros electorales, sino la modificación total del naciente Instituto Nacional Electoral. Para ser más claros: desaparecer al INE y refundar la institución electoral a partir de reconocer que los responsables de un niño defectuoso son los padres partidistas.

Por el contrario, si los consejeros electorales se volvieron tendenciosos ejerciendo sus funciones, primero se debe investigar de forma clara cuáles son los beneficios que obtuvieron o obtendrán por haber vendido su alma.

Ahora bien, si no se desea hacer ningún diagnóstico de la enfermedad y solamente nos vamos dedicar  a decir que existe (dicen 7 partidos) o no existe (dicen3 partidos), entonces veremos una lucha política desastrosa para la nación. La institución no será capaz de resolver nada y solamente entrará en una caída vertiginosa que arrastrará a la nación hacia un precipicio político.

Claro, el precipicio  sólo será político en las grandes esferas nacionales, pues en varios estados de la República se convertirá en violencia y más corrupción.

Como sea el INE es un organismo demasiado joven como para tener síntomas de muerte. Esperemos que no sea la violencia en los estados la que obligue a los dirigentes nacionales de los partidos a sentarse en otra desastrosa mesa de diálogo donde intercambien favores que sólo darán unos cuantos meses de estabilidad al INE, pues mañana los defectos volverán a extirparse.   (Edmundo Cancino. Cuentos y cuentas. Correo: edmundocancino@lector24.online)