35 millones de mexicanos duermen mal

  •  La falta de sueño puede afectar al organismo y derivar en padecimientos más severos.

Día del sueño (2)Este 20 de marzo se celebra el día mundial del sueño, que es definido como el estado fisiológico de autorregulación y reposo uniforme del organismo. Cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) reportan que el 45 % de la población mundial padece trastornos relacionados  sueño, mientras que en México lo padecen unos 35 millones de personas.

El médico psiquiatra del Hospital General Regional No. 220 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Estado de México Poniente señala que los trastornos del sueño son alteraciones en la conciliación o duración durante el sueño. Entre los más comunes se encuentra el insomnio, que es cuando no se puede conciliar efectivamente el sueño; la narcolepsia, que tienen que ver con la tendencia irresistible al sueño así como Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS), que se relaciona con los ronquidos, dificultad para respirar; el sonambulismo y pesadillas. Mientras que en los niños puede presentarse la enuresis nocturna que es cuando los niños mojan la cama y el Síndrome de muerte súbita infantil o muerte de cuna, en la que a los bebés se les olvida respirar.

Entre los transtornos más comunes se encuentra el insomnio, que es cuando no se puede conciliar efectivamente el sueño; la narcolepsia, que tienen que ver con la tendencia irresistible al sueño así como Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS), que se relaciona con los ronquidos, dificultad para respirar; el sonambulismo y pesadillas.

El especialista destacó que es necesario seguir con algunos hábitos para poder dormir bien como son:

  • Evitar el café, el alcohol o fumar antes de dormir
  • Mantener la habitación a una temperatura agradable
  • Tener un horario estable para dormir
  • Practicar ejercicio aeróbico de 4 a 6 horas antes de ir a la cama
  • No cenar demasiado o tomar mucha agua antes de dormir
  • Evitar pensar en problemas personales
  • Practicar técnicas de relajación y asegurarse de tener un colchón y almohadas confortables.

El consumo de fármacos o estimulantes, problemas de estrés, ansiedad y depresión también pueden alterar la conciliación del sueño.

Ponce Guadarrama indicó que no dormir de manera adecuada disminuye el estado de alerta de la persona, provoca cansancio durante el día, afecta la atención, la memoria, además de derivar en padecimientos como hipertensión, enfermedades cardiacas, apoplejía y diabetes.

Resaltó que es importante dormir adecuadamente ya que no hacerlo, afecta considerablemente las actividades cotidianas, por lo que es indispensable tomar las medidas necesarias que ayuden a la conciliación del sueño.

El especialista concluyó que en  caso de presentar alguno de estos trastornos, es necesario acudir a su UMF (Unidad de medicina familiar o clínica) para realizar un diagnóstico adecuado y brindar el tratamiento pertinente.