1 de cada 2 mujeres sufre maltrato en México

  • En México el panorama se complica pues se estima que de cada dos mujeres una es víctima de maltrato
  •  Los principales factores de vulnerabilidad surgen a causa de la desintegración familiar, violencia, impunidad, pobreza, acoso, inseguridad, desempleo, migración y adicciones
  •  En las universidades está la esperanza para México en la erradicación de la esclavitud

En el mundo entero una de cada tres mujeres sufre violencia. En México el panorama se complica pues se estima que de cada dos mujeres una es víctima de maltrato, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), informó Rosi Orozco, presidenta de la Comisión Unidos vs Trata A.C.

En las XI Jornadas por el Día Internacional de la Mujer. Por nuestro derecho a una vida sin violencia, con justicia y equidad, realizadas en la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), la especialista ofreció la conferencia magistral Esclavitud y trata de personas en México en la que dijo que los principales factores de vulnerabilidad surgen a causa de la desintegración familiar, la violencia, la impunidad, la pobreza, el acoso, la inseguridad, el desempleo, la baja calidad educativa, la migración y las adicciones.

Apuntó que hablar de trata de blancas a la gente joven y, más aún, difundir esta información entre universitarios se vuelve fundamental, ya que gracias a su dinamismo comprenden y asimilan el problema, se comprometen, son más idealistas e incluso algunos de ellos podrían encontrarse en una situación vulnerable, lo importante reside en generar un impacto general, tanto en hombres como en mujeres con estas charlas.

También expuso que la cultura machista y patriarcal está muy arraigada en los adultos acostumbrados a ver al cuerpo como un objeto. De acuerdo con Rosi Orozco en las universidades está la esperanza para México en la erradicación de la esclavitud.

 “Nos hemos deshumanizado, el tema de la trata de personas es mucho más que la explotación sexual o laboral, mucho más amplia que la discusión en torno a las leyes, es el menosprecio existente entre los seres humanos”, expresó.

Los jóvenes, dijo, toman decisiones que pueden evitar el aumento de esta problemática al dejar de consumir pornografía, por ejemplo, pues parte de una maquinaria de este perverso comercio productor de más mujeres, niñas y bebés en las redes, al tiempo de generar conciencia con sus amigos, familiares y gente cercana.

La activista, invitada por la Coordinación de Extensión Universitaria de esa sede académica, invitó a los asistentes a sumarse a la campaña 1 billón de pie, la cual comprende mil millones de mujeres víctimas de violencia, en la que se promueve desde el baile una convivencia armónica de ambos sexos con la canción Rompe las cadenas interpretada por la cantante Manoella Torres.

Destacó la intervención de hombres en esta causa, como ocurre en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) mediante la campaña He for she. Sin embargo, reconoció una fuerte resistencia de algunas mujeres a las cuales calificó de feminazis, pues atacan a los hombres por medio de una actitud que genera más violencia por su alto grado de resentimiento en contra del sexo masculino.

El doctor José Octavio Nateras Domínguez, rector de la Unidad Iztapalapa, mencionó que “a principios del siglo XX, podemos ubicar las primeras señas de un movimiento que me parece se expresa hasta los años sesenta, es poco tiempo en el que nuestra cultura ha comenzado a cuestionarse el papel que a la mujer se le ha dado, la visión femenina debe ser valorada en la conmemoración del Día Internacional de la Mujer”.

Agregó que debemos seguir señalando la necesidad de justicia y equidad en las mujeres al igual que los hombres, obstaculizada por pautas culturales que marcan una distinción negativa, algo que la sociedad debe modificar para generar nuevas formas de socialización a partir de la crianza.

En nuestro país se vive un situación de violencia que se agudiza día con día, una realidad que conlleva a la fragmentación social y la debemos detener, es el reclamo actual de las poblaciones, concluyó.

En la inauguración de las Jornadas estuvieron presentes las doctoras Edith Ponce Alquicira, directora de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud; Alma Patricia Aduna Mondragón, secretaria académica de la División de Ciencias Sociales y Humanidades, y Alicia Saldívar Garduño, profesora investigadora del Departamento de Sociología de la Unidad Iztapalapa.