Nacional

97% de universitarios usa celular. 58% en primaria.

office-336368_1280Agencia Conacyt. Tres investigadores de tecnología digital en educación, adscritos a la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), realizaron un estudio exploratorio sobre los aspectos de posesión, permisos y usos educativos de diferentes equipos portátiles, principalmente de teléfonos celulares, tabletas digitales y laptops.

Para ello, el grupo académico desarrolló y aplicó una encuesta a 2 mil 635 estudiantes de primaria, secundaria, preparatoria y universidad, en la zona urbana de Ensenada, Baja California.

De acuerdo con el doctor en Ciencias Educativas Javier Organista Sandoval, investigador del área de Tecnología Educativa de la UABC, conforme aumenta el nivel educativo, la posesión de teléfono celular también se incrementa; porque mientras en nivel primaria el porcentaje de pertenencia o utilización de este aparato llega a 58 por ciento, en universidad alcanza 97 por ciento.

En tanto, la tableta encuentra su máximo porcentaje de posesión en el nivel básico de educación, con un 46 por ciento; en secundaria alcanza un 42 por ciento, en preparatoria 40 por ciento y en universidad 36 por ciento, señaló el entrevistado.

“El requerimiento de búsqueda y consulta de información en el nivel primaria puede apoyarse satisfactoriamente con la tableta digital. Por lo tanto, para propósitos educativos, una tableta es la herramienta ideal en este nivel. Sin embargo, para fines de comunicación y de organización, el teléfono celular es el que mejor ayuda”, agregó.

“Dado que la tecnología es inherente a nuestras vidas, es deseable aprovechar las bondades tecnológicas del teléfono celular para apoyar al proceso educativo. Estas acciones deben estar supervisadas y coordinadas por los docentes, quienes para ello deben contar con las habilidades digitales básicas que les permitan incorporar la utilización de estos dispositivos a sus estrategias didácticas”, consideró Organista Sandoval, quien es miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) con el nivel I.

Si bien el teléfono celular es un equipo con alta capacidad distractora, su correcto uso, a través de una puntual orientación, puede funcionar como una herramienta pedagógica, gracias a atributos y capacidades específicas que describió el doctor en Ciencias Educativas.

La realización de este proyecto de investigación, titulado Estudio exploratorio sobre los usos educativos del teléfono celular realizados por estudiantes mexicanos de los distintos niveles educativos, fue posible gracias al apoyo que se obtuvo a través del Fondo Sectorial de Investigación para la Educación de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).