Nacional

Adivinar las intenciones, siguiente paso en la Inteligencia Artificial

Guanajuato, Guanajuato, 28 de abril de 2015 (Agencia Informativa Conacyt).- Muchos son los esfuerzos que se han hecho para que las computadoras tengan la capacidad de responder de manera similar al cerebro humano, lo que se conoce como inteligencia artificial; sin embargo, no se logrará ante la imposibilidad de integrar el componente emocional con el que contamos los seres humanos, aseguró el doctor Raúl Rojas González.

El científico mexicano que desde hace tres décadas trabaja en la Universidad Libre de Berlín (FUB, por sus siglas en alemán) señaló en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt que la inteligencia humana se conforma de experiencias adquiridas en el entorno, y “es muy dudoso que una máquina o un robot tengan esa capacidad”.

Explicó que esta área de la ciencia se basa en intentar que las computadoras resuelvan problemas que los humanos hacen de manera automática. Así, se configuran algoritmos para cada uno de los posibles casos que se les presente, a través del método de prueba y error, pero carecen del componente emocional que posee el hombre de manera natural.

“Lo que se ha planteado es que una máquina verdaderamente inteligente necesita tener un cuerpo, necesita interactuar con el mundo, necesita ser robot pero al mismo tiempo necesita tener un desarrollo similar al que tienen los seres humanos. Hay una componente emocional que aparentemente es muy importante para la inteligencia, en la que yo sé lo que es peligroso y entonces trato de evitar el peligro y aumentar las posibilidades de inteligencia para el futuro”, refirió.

Añadió que una máquina, por muy desarrollado que esté su software, carece de emociones que le permitan hacer frente a situaciones inesperadas o de las cuales obtenga experiencia, y sin ellas es imposible que tenga inteligencia verdadera.

Rojas González explicó que en las últimas décadas la investigación en inteligencia artificial “gira alrededor de cómo reconocer lenguaje, automóviles, personas en la calle; cómo reconocer intenciones, porque no basta saber que hay una persona enfrente sino cuál es su intención, si quiere caminar hacia la izquierda o la derecha; ese es el campo de la inteligencia artificial”.

A %d blogueros les gusta esto: