La candidatura priísta al Gobierno del Estado de México.¿Cómo se decide?

 

Cuentos y Cuentas WordPress post cabeza 470x150

Toluca Méx. 2015.- Por Edmundo Cancino. Tres días después de la elección de alcaldes y diputados del Estado de México se inició, en las altas esferas de los poderosos, la discusión de quién será el candidato del PRI a la gubernatura del Estado de México.

La discusión, por supuesto,  envuelve al resto de los partidos políticos.  Respecto al  Verde y Nueva Alianza, sin lugar a dudas se sumarán a los priistas. El PES ya mostró una clara vocación priista y su dirigencia nacional parece tener como objetivo político compentir por desplazar al Verde de las simpatías con el PRI.

Será interesante ver la postura del PT y de Movimiento Ciudadano, pues estas organizaciones no tienen como costumbre tener candidaturas propias, sino sumarse. En esta ocasión, tanto Movimiento Ciudadano como el Partido del Trabajo vienen de una elección ríspida con sus tradicionales aliados del pasado mediato.

Tanto el PT como Movimiento Ciudadano tomarán la decisión de aliarse con alguien. Pero ¿Con quién? Andrés los trató muy mal en la pasada elección y quién sabe si exista tiempo para curar heridas. La alianza del PT con el PAN en las elecciones municipales pasadas será sujeta a un análisis de beneficios y afectaciones. El PRD debería plantear una candidatura fuerte para poder convencer a PT y Movimiento Ciudadano e ir juntos.

Si el PAN, PRD y MORENA no hacen algo, pues estarán enviando al PT y MC a los brazos de otro a estos partidos, pues tampoco se van a quedar quietos.

Sobre el PAN, PRD y MORENA  hablaré en otro momento. Por hoy déjenme concentrar en el PRI.

El PRI tiene la tradición de que la candidatura a gobernador se decide por el pleno de los exgobernadores priístas del Estado de México encabezados por el gobernador en turno. En este momento Eruviel Ávila.

Pero en esta elección, el acuerdo va a pasar por tres consideraciones novedosas:

La primera: Eruviel Avila no es un integrante fijo y firme del Grupo Atlacomulco. Más bien, pertenece al grupo de Eruviel. Esta será la primera ocasión en que el grupo de Eruviel y el Grupo Atlacomulco se reúnan para tomar una decisión sobre la candidatura priísta. Normalmente, en este tipo de decisiones el voto del gobernador en turno tiene un peso específico. ¿Ahora?

La segunda:  por vez primera en el proceso de decisión del Grupo Atlacomulco uno de sus integrantes es el Presidente de la República. Por ello deberán plantearse la siguiente pregunta: ¿A una reunión de este tipo, Enrique Peña asistiría en su calidad de exgobernador, o en su calidad de Presidente? Si usted fuera Peña Nieto ¿qué haría?

Y la tercera consideración: Eruviel Ávila es un candidato natural a la presidencia de la República. Se ha promovido y se ha preparado para ello. Como sea va a estar en esa pelea.

Poco a poco, en las decisiones del PRI se pierde la capacidad de intentar predecir el futuro. Ya desde la candidatura de Eruviel muchas cosas del pasado no checan y dentro del priísmo se han adoptado nuevas formas de tomar decisiones. Como se puede ver, se dejó de jugar baraja y domino, y ahora estamos en una mesa de ajedrez.

Dentro de todo lo complicado del tema, algo que no ha cambiado: el hecho de que cada exgobernador tiene un candidato para promover. De esta forma Chuayffet, Camacho, Del Mazo, Baranda,  Pichardo y el poderosísimo Montiel tienen en su mente la promoción de un candidato. La familia Hank ha sido completamente desplazada y carece del mínimo peso en las decisiones.

Una cosa se debe tener clara: este grupo de exgobernadores se tensan entre ellos, se enojan pero jamás se pelean a fondo. Así, mientras los Hank se retiraron sin hacer ruido, los Eruviel han sabido integrarse a la organización de gobernadores mexiquenses. Respecto a los eruvieles no sabemos cuánto puedan resistir la tentación de pelearse si  la decisión no les favorece. En la pasada elección Eruviel todo el tiempo anduvo con el tema de ser el candidato de unidad del PRD y del PAN. Por ahora, no sabemos si podría volver a amagar con lo mismo. La decisión priísta va a ser muy complicada.

Queda una pregunta en el aire: quiénes son los promovidos de cada exgobernador. Así como quiénes son los promovidos del Presidente Peña y del gobernador Eruviel.

Es cierto, algunos promovidos tienen promoventes menos poderosos que otros. Pero figurar en la lista de este tipo de promovidos mantiene viva la esperanza. Ningún promovente debe llegar a la reunión final con más de un promovido. Ya de por sí, la lista de aspirantes es de 8. ¿Imagínese el lector a un promovente con dos propuestas? Lo mandan al cuarto de al lado a ponerse de acuerdo consigo mismo.

Claro, en el proceso de acuerdo Chuayffet y Camacho podrían unir fuerzas y defender a un sólo promovido. Lo mismo sucede con Del Mazo y Baranda. Se habla también de la unión de fuerzas de Eruviel con Montiel. En medio de estos, y ya sin el cobijo de los Hank, Pichardo camina solo. El problema para todos: la cobija del presidente supera en tamaño a la de otros.

El tema queda abierto. Conforme pase el tiempo iremos dando nombres, aún cuando muchos de ustedes deben tener la imaginación muy despierta y deben poseer su propia lista.  Ahora bien, no sólo vamos a hurgar dentro del PRI, también vamos a ver cómo andan las cosas por otros lados. Por hoy vale.  Columna: Cuentos y cuentas. Escribe: Edmundo Cancino.

Recomendamos del mismo autor:

¿POR QUÉ TANTOS CAMBIOS EN EL GABINETE DE ERUVIEL? ¿QUIÉN VA A PONER AL NUEVO COMISIONADO DE SEGURIDAD?