Nacional

Mexicana gana el Award for Scientific Accomplishments por estudios de enfermedades pulmonares

Annie Pardo Cemo, profesora emérita de la Facultad de Ciencias (FC) de la UNAM, es la primera mujer no estadounidense en recibir el reconocimiento Award for Scientific Accomplishments, en su edición de 2015, por sus aportaciones —a lo largo de una vida— en el área de biopatología del pulmón.

Annie Pardo Cemo, profesora emérita de la Facultad de Ciencias de la UNAM
Annie Pardo Cemo, profesora emérita de la Facultad de Ciencias de la UNAM

La American Thoracic Society galardonó a la académica por sus estudios enfocados en las enfermedades fibrosantes de este órgano de la respiración, específicamente los de la patogénesis. Dichas afecciones se caracterizan porque el tejido referido desarrolla cicatrices que lo rigidizan de manera progresiva y le evitan expandirse de forma adecuada, lo que altera la entrada de oxígeno.

Dentro de este grupo, la más agresiva es la fibrosis pulmonar idiopática (término que significa ‘de causa desconocida’), crónica, progresiva y habitualmente letal. Por lo regular se asocia con el envejecimiento, aunque los mecanismos relacionados con este proceso y el padecimiento no se conocen con precisión, expuso.

¿Porqué cicatriza el tejido de los pulmones?

La investigación de Pardo busca determinar qué mecanismos patogénicos son propios del padecimiento. Junto con Moisés Selman, del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias en México, y Talmadge E. King, de la Universidad de San Francisco, California, propusieron que el desarrollo de la fibrosis pulmonar idiopática tiene una base celular y molecular diferente a la de otras provocadas por una inflamación crónica.

Para llegar a esta conclusión se apoyó en análisis clínicos y de laboratorio y observó que, mientras la mayoría de las dolencias de este tipo responden a los medicamentos antiinflamatorios, esto no ocurre en la afección referida.

Una serie de hallazgos experimentales y moleculares ponían en duda su fundamento inflamatorio. En este marco, Pardo y colaboradores plantearon que es de origen epitelial y que las células se activan de manera aberrante en respuesta a distintas agresiones.

Esta hipótesis se ha comprobado a través de investigaciones impulsadas en diversos lugares y de esta forma, destacó, se modificó radicalmente el concepto preponderante por 60 años.

Por otra parte, se ha dedicado a analizar los mecanismos relacionados con la acumulación de fibras en el tejido pulmonar. En ese contexto,  analizó y demostró nuevas funciones asociadas a las enzimas encargadas de la remodelación y degradación de las moléculas de matriz extracelular.

Para entregar el galardón, la American Thoracic Society toma en cuenta las publicaciones del investigador y, en especial, su impacto (a partir del número de citas de otros investigadores).

En el caso de Pardo, tiene más de 150 escritos aparecidos en diversas ediciones y más de siete mil referencias en otros trabajos, además de participaciones en reuniones sobre el tema.

“Estoy orgullosa y contenta de la presea, pero también porque la UNAM destaque a través de mí. Gran parte de mi vida ha transcurrido en esta casa. Le debo mi formación como alumna y docente; por ello me siento agradecida y privilegiada”, concluyó.

A %d blogueros les gusta esto: