Elecciones Elecciones Edoméx Nacional

Omar Ortega y Luis Sánchez suenan para substituir a Carlos Navarrete en el PRD

PRD 2015 08 08 consejo nacional prd

D.F. Méx 8 de Agosto.- El Consejo Nacional del PRD acordó posponer hasta el 17 de septiembre el nombramiento de los dirigentes nacional que substituirán al actual Comité Directivo Nacional que presentó su renuncia producto de los malos resultados electorales del pasado mes de julio. Por vez primera en la historia de ese partido los nombres de dos perredistas del Estado de México figuran como probables presidentes nacionales de esa organización.

Antes del debate se manejaron varios nombres para substituir a Carlos Navarrete entre los que destacaron la del actual presidente del Comité Directivo Estatal del PRD en el Estado de México, Omar Ortega, así como el nombre de Luis Sánchez quien fue alcalde de Neza hace tiempo. Ambos son integrantes de la corriente ADN que se ha convertido en la segunda fuerza electoral del PRD Nacional. También salió a relucir el nombre de Belauzaran quien es uno de los militantes más conocidos de Nueva Izquierda.

La presencia de los perredistas del Estado de México se encuentra relacionado al hecho de que esta entidad federativa es la que más votos aporta a la organización nacional. En las pasadas elecciones el perredismo del Estado de México alcanzó poco más de 773 mil votos en las elecciones de diputados federales, se convirtió en la segunda fuerza electoral en el Congreso del Estado de México y ganó por una votación casi de 3 a 1 al PRI en el importante municipio de Neza, que por sí solo tiene más electores que algunos estados de la República.

Desde hace tiempo la organización ADN, que nació en el Estado de México, viene creciendo dentro del perredismo nacional al grado de que en la dirección que renuncia el fundador de esa corriente, Hector Bautista, ocupó el cargo de Secretario General.

Sin embargo, los propios propuestos recomendaron ser prudentes en este asunto y hacer que el nombramiento de los nuevos dirigentes coincida con una transformación profunda del PRD.

Lo cierto es que las corrientes no lograron ponerse de acuerdo en un nuevo Comité Ejecutivo Nacional y se inclinaron por dejar a Navarrete en su cargo. Esta situación deja al PRD Nacional en una difícil situación pues ahora no sólo tienen un presidente débil por las críticas que se le hacen por los malos resultados electorales, sino débil porque sólo está en funciones porque el resto de sus compañeros de partido no lograron ponerse de acuerdo en cómo substituirlo.

Sin embargo, entre los integrantes del Consejo Nacional quedó muy fija la idea de que el nuevo presidente del PRD podría salir de las filas del perredismo mexiquense.

Otro hecho que se destaca es que los delegados del PRD del Estado de México se presentaron ante el Consejo Nacional con un acuerdo de transformación profunda de la organización. De hecho el consejo estatal del PRD mandató a sus delegados al Consejo Nacional para que promovieran la organización de un Consejo de refundación nacional del partido.