Multa a a intermediarios de venta de casas que no estén registrados ante el Gobierno

legislatura 2015 08 12 directiva de las sesiones

Toluca Méx. 12 de Agosto.- Los intermediarios en la venta de casas no podrán ejercer sus funciones si antes no han obtenido capacitación y licencia profesional de parte de la Secretaría de Desarrollo Económico del Gobierno del Estado de México. Lo anterior se desprende de las reformas al libro décimo del Código Administrativo mexiquense aprobadas este día por el Congreso del Estado de México.

Los diputados locales aprobaron en el pleno que los intermediarios de venta de casa recibirán multas hasta de tres mil días de salario mínimo vigente en el caso de que no se encuentren registrados como Profesionales Inmobiliarios, empresa inmobiliario o dentro de una asociación de profesionales del ramo.

La adición del Libro Décimo Noveno, “De las Operaciones y Servicios Inmobiliarios”,  busca regular esta actividad en nuestro territorio, que empieza a convertirse en factor determinante para la atracción de inversión, además de un indicador importante de generación de riqueza, estabilidad social, crecimiento económico, e incluso, calidad de vida.

La congresista Rosa Karina Duarte Téllez (PRI), señala que dichos profesionales deberán obtener la Licencia de Profesional Inmobiliario emitida por la Secretaría de Desarrollo Económico y gestionar ante la Secretaría su inscripción al Registro Estatal de Profesionales, Empresas y Asociaciones Inmobiliarias del Estado de México.

Asimismo, acreditar en el plazo establecido los programas de capacitación obligatorios definidos por la Secretaría; revalidar su reconocimiento y cobrar por la realización de las Operaciones Inmobiliarias.

El incumplimiento de tales disposiciones dará lugar, previo procedimiento que instaure la Secretaría, a las siguientes sanciones: apercibimiento; multa de 100 y hasta 3 mil veces el salario mínimo general vigente en el área geográfica en que se haya cometido la infracción; suspensión temporal de la licencia por 90 y hasta 360 días naturales y hasta la cancelación de la licencia y de la inscripción en el registro. En caso de que la conducta pudiera ser constitutiva de un delito, la Secretaría lo hará del conocimiento de las autoridades competentes.