Elecciones Elecciones Nacional Partidos

Mundo bizarro: panistas acusan a priistas de usar símbolos religiosos y ganan el juicio

Magistrados Monterrey 2015 09 07 sala regional de monterrey

Monterrey Méx. 13 de Agosto. Ahora sucedió una cosa que no esperábamos que sucediera: los panistas de San Luis Potosí  acusaron a los priistas de usar símbolos religiosos durante la campaña electoral  y la Sala Regional de Monterrey les dio la razón.

En este mundo bizarro, donde todo está al revés, los panistas acreditaron que el candidatopriista a diputado local por el quinto distrito de San Luis Potosi usó de forma indebida símbolos religiosos en su propaganda. Los priistas habían ganado un juicio en el tribunal electoral estatal de San Luis Potosi, pero los panistas recurrieron la sentencia ante la Sala Regional de Monterrey. Los magistrados federales le dieron la razón al PAN y mandataron a los magistrados locales a emitir una nueva sentencia a partir de que se acredita que los priistas usaron símbolos religioso.

De esta forma la Sala Monterrey revocó la resolución del Tribunal Electoral del Estado de San Luis Potosí, en la cual declaró que la mención de los horarios de las misas dominicales en la propaganda electoral de Gerardo Serrano Gaviño, candidato de la Alianza Partidaria integrada por los partidos políticos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza a diputado local por el distrito 05, no constituían una violación a la Ley Electoral, relacionada con la prohibición de la utilización de símbolos religiosos.

Al dictar sentencia del juicio SM-JRC-224/2015, los magistrados determinaron que le asiste la razón al Partido Acción Nacional (PAN) pues el tribunal local realizó una indebida valoración de las pruebas ofrecidas, pues el panfleto en cuestión, fue elaborado con el propósito de promocionar la imagen del candidato a fin de obtener adeptos en las elecciones locales, ya que se trata de un medio informativo que además de contener los horarios de las misas dominicales, así como nombres de diversos templos, sus números telefónicos y horarios, incluía el nombre y el cargo por el que contendía Serrano Gaviño, los partidos que lo postulaban, diversos datos personales, así como sus propuestas de campaña y otros compromisos políticos.

La inclusión de información de ceremonias de carácter religioso en el material distribuido para posicionar a un aspirante a un cargo de elección popular, constituye una violación a las normas de propaganda electoral, pues implica la búsqueda de la empatía de sus receptores mediante la proyección de la figura del aspirante haciendo patente el credo que profesa. Por tanto, al acreditarse la infracción, se ordena al tribunal local dicte una nueva resolución en la que califique tal conducta e individualice la sanción que corresponde a los partidos integrantes de la coalición postulante y a su candidato.