Elecciones Partidos

PRI y PAN podrían crear nueva mayoría en Asamblea del DF y quitársela a MORENA o al PRD

 

Méx. DF. 17 de Agosto.- El viejo y gastado refrán de a río revuelto ganancia de pescadores se volvió a confirmar en el Distrito Federal, pues mientras las direcciones políticas del PRD y MORENA se encontraban enfrascadas en una pugna para definir la mayoría de la Asamblea Legislativa, los priistas hicieron de las suyas y les ganaron un juicio en la Sala Local quitándoles dos diputados a los amarillos y dos diputados a los morenos. Lo grave para los morenos y los perredistas, es que ahora la unión de todos las demás fracciones hace un total de 27 diputados que son más que los 20 que le quedan a MORENA o los 19 que le restan al PRD.

De confirmarse el dictamen de los magistrados locales del DF queda la siguiente pregunta: ¿podrá el PRI unir a los 27 legisladores del PAN, el PVEM, el PC, el PES y el humanista como una nueva mayoría en la Asamblea?

Lo más interesante del caso, es que ahora las dirigencias de MORENA y del PRD deberán preparar juicios electorales para revertir el fallo de los magistrados locales del DF. Dichos juicios deberán ser presentados en las próximas horas ante la Sala Regional del Tribunal Federal Electoral con sede en el Distrito Federal. Para los abogados de ambos partidos lo más conveniente sería intercambiar ideas para presentar el juicio. Hacer un pacto de no agresión momentáneo y después regresar a agarrarse del chongo.

Pero si bien los abogados pueden hacer eso, es difícil pensar que los líderes políticos de MORENA y del PRD los dejen ponerse de acuerdo pues el pleito entre éstas dos fuerzas es descarnado en el Distrito Federal. Pero quiéranlo o no, los magistrados federales, cuando lean la demanda del PRD y de MORENA, lo primero que van a hacer es acumularla como una sola y analizar los agravios como uno solo.  Y es que MORENA y el PRD tienen el mismo fin: recuperar los 4 diputados que el PRI y sus aliados les quitaron.

En la parte contraria, el PRI, el Verde, el PES y MC de forma segura acudirán en calidad de terceros interesados para tratar de evitar que los magistrados federales les regresen sus dos diputados a MORENA y sus dos diputados al PRD. Estas fuerzas están plenamente confiadas en que las diferencias entre MORENA y el PRD les alcanzarán para crear una nueva mayoría en la Asamblea del DF.

El dictamen de los magistrados locales del DF planteó una nueva composición de la Asamblea legislativa quedando de la siguiente manera: Morena 20 diputados; PRD 19; PAN  10; PRI  8; Encuentro Social 3, PVEM 3; Movimiento Ciudadano 2 y Humanista 1.

Lo interesante del caso, es que ahora la unión de todos los legisladores que no sean PRD o MORENA pueden formar una mayoría calificada y ganarle todos las votaciones a los amarillos y los morenos.

Fue interesante escuchar las declaraciones del presidente de MORENA y del PRD rechazando ambos la decisión de los magistrados y anunciado que recurrirán el fallo ante la Sala Regional del DF. Las dos diputaciones plurinominales que se le retiraron a Morena son las de Joaquín Bustamante y Cointa Lagunes.

Tanto Raúl Flores como Martí Batres, representantes del PRD y de MORENA, respectivamente, adelantaron que esta semana impugnarán la decisión de los magistrados locales  y pedirán que se les reintegren los dos diputados que les quitaron.

La decisión de los magistrados locales ya se veía venir desde antes de la sesión del domingo. Y es que en días pasados habían anulado varias casillas en elecciones de diversos distritos locales. Al anular las casillas no cambiaron los resultados de las elecciones en cada distrito, pero si varió el porcentaje de cada partido para aspirar a curules de representación proporcional.

Los abogados del PRI habían venido preparando desde hace tiempo juicios contra los resultados en todos los distritos locales del DF con el ánimo de anular casillas y cambiar los porcentajes. Su meta se la reconocieron los magistrados locales del DF. Ahora falta ver qué dicen los magistrados regionales federales del DF que son una instancia más antes de tomarse la decisión definitiva. Los abogados del PRI soplaron al fuego y además de sus propios juicios por anulación de casillas, aprovecharon las demandas que entre morenistas y perredistas se cruzaron y que permitió la anulación de algunas casillas. Ya con los que todos aportaron se cumplió el fin de los priistas: cosas del mundo político y del mundo jurídico electoral.

A %d blogueros les gusta esto: