Elecciones Elecciones Federales

Inicia la era Manlio dentro del PRI

Méx. DF 28 de Agosto.- Manlio Fabio Beltrones rindió protesta como presidente nacional del PRI en substitución de César Camacho. En las oficinas del PRI en esta ciudad, Manlio dijo que su partido no sólo es de sectores sino también de ciudadanos.

A Manlio le va a corresponder la tarea de organizar los procesos internos del PRI para elegir los candidatos de ese partido para 12 gubernaturas, el Senado de la República y la presidencia de la República.

En este momento es visto como un balance del presidente Enrique Peña Nieto respecto de los aspirantes a ser candidatos a la presidencia de la República por ese partido: Manlio ha insistido en diversas entrevistas que el árbitro de la contienda interna no puede ser jugador, en una clara alusión a que no aspira a ser candidato a la presidencia. Su discurso también ha sido reiterativo en el sentido de que el PRI debe ser un instrumento de la presidencia de la República y que su arribo servirá para respaldar y reforzar las reformas que ha impulsado Enrique Peña Nieto y que tantas críticas nacionales e internacionales le ha merecido.

¿Cuál es el PRI que queremos para dentro de 10 años?

Durante su discurso, destaca las siguientes palabras de Manlio:

Es que en diez años se cumple el primer cuarto de Siglo, imaginemos entonces cuál es el PRI, cómo lo queremos ver gobernando a México. Entonces tenemos que hacer entre todos un esfuerzo diario para que todo el Partido esté presente todo el tiempo y en todo lugar, tal como lo propusiera Luis Donaldo Colosio.

Impulsemos, junto con nuestro gobierno, el cambio que haga del PRI el partido dirigente que la mayoría de los ciudadanos quiere ver en nosotros en el Siglo XXI.

Hay que abrir un periodo de reflexión y debate, que nos permitan hacer los cambios que transformen al PRI en el Partido que México requiere en el Siglo XXI, el que Luis Donaldo Colosio intuyó y el que Enrique Peña Nieto propuso.

Abramos el debate interno para analizar de dónde venimos y hacia dónde vamos, en un ejercicio abierto a la sociedad, a las mejores ideas y también a la autocrítica, por dura que ésta sea, siempre preservando la unidad de nuestro partido, que es su mayor fortaleza.

Construyamos un PRI del Siglo XXI, renovado, competitivo, crítico, propositivo, sobre todo unido en su militancia. Hagamos al PRI el abanderado y promotor de las causas ciudadanas, de defensa de la gente y vanguardia del cambio.

Tenemos un PRI con la capacidad de cambiar para mover a México, para acrecentar la confianza ciudadana y ganar el voto en las elecciones venideras.

El Presidente Enrique Peña Nieto lo definió hace poco, cuando estuvo con nosotros, necesitamos transformarnos para ser vigentes, ser incluyentes para unir y hacernos fuertes, comunicar para convencer y abrirnos a la sociedad para integrar nuevos apoyos.

Creo en el PRI como la fuerza política mayoritaria, el partido histórico, el partido dirigente, que seguirá transformando a México, que fue capaz de construir con su gobierno un Pacto por México y que ahora debe hacer un pacto para los mexicanos que más nos necesitan.

Veo un PRI que mira al futuro, porque venimos de lejos, podemos y vamos lejos. Es que juntos hacemos más.

He dicho y lo reitero, somos un partido hecho de lealtades. Somos el partido en el gobierno, con pleno respeto a las leyes, el PRI mantendrá con el Presidente de México una constructiva y fructifica relación de diálogo y reflexión. Con el respaldo y cercanía de su partido, al presidente Peña Nieto le va a ir bien. Al PRI, también. Y a México, mejor todavía.