Elecciones Elecciones Edoméx

Publican, corregido, el acuerdo 139 relativo a elección de Huixquilucan: el PAN va firme

Huiquilucan PAN 2015 06 09 mitin de panistas en huixquilucan 08
Huixquilucan. Los panistas luchando por defender a su candidato a alcalde. Gráfica de archivo

Toluca Méx. 20 de Agosto.- Al publicarse el engrose (corrección del dictamen original) del juicio de Revisión Constitucional 139, la Sala Regional de Toluca estableció como infundadas cuatro acusaciones que el PRI le realizó al candidato electo del PAN a la presidencia municipal de Huixquilucan y solamente resultó fundada la denuncia en el sentido de que durante su campaña usó como herramienta de propaganda casos de plástico que no cumplen con la normatividad. La irregularidad fue calificada como “leve” y se impuso la sanción más baja consistente en una amonestación pública.

En la demanda original, la magistrada ponente Martha Martínez Guarneros proponía que no existiera ninguna sanción para el presidente electo del PAN por el municipio de Huixquilucan. Pero los otros dos magistrados de la sala establecieron que el panista si había cometido irregularidades leves y mandataron una corrección del dictamen original del JRC 139.

De forma detallada damos a conocer los 5 agravios que el PRI esgrimió en contra del PAN y la forma en que los magistrados rechazaron 4 y declaró fundado sólo uno.

Entrega y uso de utilitarios no biodegradables (fundado).

Los priistas entregaron dos juegos de fotografías en la que aparece Enrique Vargas con varias personas que portan en la cabeza cascos de plástico en cuyo centro se encuentra el logo del Partido Acción Nacional

Los magistrados determinaron que las mismas fotografías fueron tomadas en eventos realizados por el panista en el marco de la campaña electoral que realizaba, que las personas que aparecen junto con él son sus simpatizantes o personas afines, y que los cascos que portan fueron entregados como parte de la estrategia de campaña.

En base a eso se determinó que incumplió con la obligación de sólo hacer uso y entrega de utilitarios hechos a base de material textil, por lo que al haber contravenido lo dispuesto en la normativa electoral en comento, es que se actualiza la infracción contemplada en el artículo 461, fracción VI, del Código Electoral del Estado de México.

Se estableció también que fue sólo un número mínimo de utilitarios los entregados –recuérdese se trata quince cascos–, cuyas características hacen posible que sean utilizados en ocasiones posteriores a las de los eventos realizados. También establecieron que esos cascos sólo se entregaron en dos eventos –llevados a cabo el 2 de mayo y 3 de junio–, por lo que se determina que el daño al bien jurídico tutelado fue mínimo y la infracción debe calificarse como leve.

Atento a lo anterior la Sala Regional consideró que debe imponerse a Enrique Vargas la sanción prevista en el inciso a), fracción II, del artículo 471, del Código Electoral del Estado de México, consistente en una amonestación pública, pues es la más leve de las establecidas en el catálogo de sanciones pertinente.

También se determinó que la sanción no es aplicable al PAN.

Actos anticipados de precampaña y/o campaña. (infundado)

Los priistas insistieron en acusar al panista de organizar diversos actos de precampaña cuando fue diputado local y de nueva cuenta los magistrados lo rechazaron.

Ahora, la denuncia priista se basaba en que Enrique Vargas realizó diversos eventos públicos cuando fue diputado. Todo ello entre el 28 de abril de 2014 y 17 de febrero de 2015, tiempo durante el cual participó y llevó a cabo eventos de entrenamiento masivo, musicales, teatrales, deportivos o de festejo con motivo de celebraciones de diverso tipo –festejo de cumpleaños, día del amor y la amistad, día del niño, así como festividades religiosas de diversas poblaciones–, así como actos de entrega gratuita de bienes.

Sin embargo, , concluyen los magistrados, dichas probanzas son insuficientes para acreditar que los eventos cuya realización quedó acreditada constituyan actos anticipados de campaña o precampaña, dado que las mismas no arrojan dato alguno de que en los eventos Enrique Vargas haya hecho un llamamiento al voto a la ciudadanía.

Además en las fechas en las que se llevaron a cabo los eventos y actos de entrega de bienes, fungía como diputado de la Legislatura del Estado de México, de ahí que al no haberse allegado prueba alguna que acredite la ilicitud de los eventos llevados a cabo –necesario llamamiento al voto–, éstos se deben de tener por hechos dentro del marco de la legalidad que ampara el cumplimento de la obligación de los legisladores de estar en contacto con la ciudadanía que se encuentra vinculada a su labor.

La obligación a que se alude, nace en virtud de que los diputados, cuando  ejercen el cargo,  pueden establecer distintas estrategias y mecanismos de gestión para mantener un vínculo con sus gobernados.

En este sentido y de adoptarse la postura de que por el solo hecho de que los diputados lleven a cabo o asistan a eventos de cualquier índole que impliquen un contacto con la ciudadanía –como es el caso que nos ocupa–, constituye una infracción a la norma por influir de manera indebida en las jornadas electorales, equivaldría tanto como a imponer una medida desproporcional e irrazonable en la forma en la que habrá de ejercerse un cargo público, situación jurídicamente inadmisible.

Por estas razones el candidato electo del PAN no incurrió en la realización de actos anticipados de campaña o precampaña, de ahí que no se tenga por actualizada la infracción en comento.

 Fijación de propaganda político electoral en elementos de equipamiento urbano o ferroviario. (infundado)

Este ilícito no se encuentra acreditado dado que de las pruebas aportadas no se advierte dato alguno que permita tener por cierto el hecho consistente en la fijación de propaganda político electoral en elementos de equipamiento urbano o ferroviario.

 Utilización de imágenes y expresiones religiosas. (infundado)

Para los magistrados a pesar de que el panista publicó en las redes sociales con las que se le vincula imágenes religiosas,  ello no es suficiente para estimar que lo anterior se haya realizado con fines propagandísticos, que es la conducta reprochada por la ley.

“En el caso a estudio, tenemos que las alusiones religiosas que obran en las cuentas de las redes sociales del DENUNCIADO, se trata de expresiones genéricas, y no encuadran en un marco que permita inferir que las mismas sean propaganda electoral ni que busquen obtener un beneficio –votos– a través de llamados religiosos, dado que no se realiza expresión alguna – aún ni de manera indirecta–, en la que se solicite el voto o se haga propaganda electoral.

“Asimismo, destaca que las expresiones religiosas analizadas no fueron hechas por el DENUNCIADO.. ello pone de manifiesto que las expresiones religiosas en comento, se tratan, únicamente, de la extensión de ideas realizadas por otras personas, por lo que su contenido no le puede ser atribuido al DENUNCIADO”.

Sobre la instrucción dilatoria del procedimiento. Infundado

El PRI mencionó que le perjudicó el hecho de que la autoridad instructora, encargada de dar trámite y sustanciar el procedimiento especial sancionador llevó a cabo su labor en forma deficiente y fuera de los plazos establecidos para tal efecto. Los magistrados consideraron que todo estuvo dentro de los plazos y la reclamación resulta infundada.

Los magistrados aceptaron muchas pruebas presentadas por el PRI pero rechazaron de manera especial un video así como hacer la inspección ocular que demandaba.

Hasta aquí el engrose realizado por los magistrados de la Sala Regional. No sabemos aún si los priistas presenten una última demanda ante la Sala Superior del Tribunal Federal Electoral recurriendo los acuerdos de la Sala Regional de Toluca. Lo cierto es que los agravios principales que pudieron esgrimir relativos a gastos de campaña hasta ahora le han sido rechazados por las diversas instancias jurisdiccionales a las cuales han acudido. Sin embargo, en estos casos más vale esperar hasta el final de la historia para poder dar por concluido el proceso judicial electoral. Dice el viejo dicho: para que no te despierte la pesadilla, mejor no te duermas.

A %d blogueros les gusta esto: