Elecciones Opinión

Los 4 presidenciables priistas a ventaneo: Eruviel, Videgaray, Chong y Nuño

 

Cuentos y Cuentas WordPress post cabeza 470x150

Por Edmundo Cancino.

Derivados de los informes de gobierno de Enrique Peña y de Eruviel Ávila, los cuatro presidenciables del sistema priista quedaron expuestos a las críticas de la oposición. Durante la glosa de los informes tanto el Secretario de gobernación, como el de Educación Pública, como el de Hacienda no pueden eludir ocultarse de los cuestionamientos de la oposición.

Es obvio que existe una cierta desventaja entre la oposición concentrada en el Congreso de la Unión y la oposición que Eruviel Ávila enfrenta en el Estado de México. Eruviel rindió su informe dónde y cómo quiso. Ni siquiera se crearon las condiciones para hacer un examen del resultado de su administración con la visión de los políticos de oposición del Estado de México. Eruviel rindió su informe, lo difundió y su fue a su casa. En los próximos días, algunos de sus funcionarios asistirán al Congreso del Estado de México a responder preguntas de algunos diputados, pero no se espera nada espectacular.

En este sentido, Eruviel tiene una gran ventaja sobre los otros presidenciables. No fue expuesto y no corrió el riesgo de serlo. Salió limpio y su porcentaje de aceptación pública como presidenciable nunca corrió ningún riesgo.  Si no lo mejoró, al menos no lo empeoró. Si se compara con los Secretarios de gabinete presidencial, a diferencia del pasado, hoy ser gobernador es una ventaja en la carrera presidencial.

No pueden decir lo mismo Luis Videgaray u Osorio Chong. Al secretario de Hacienda le toca golpeteo por partida doble. Primero deberá acudir a la Cámara de Diputados Federal para dar cuenta de la ley de ingresos y egresos del próximo ejercicio. Los panistas ya adelantaron que le harán una dura crítica por la política inflacionaria y lo que consideran la aplicación de una contrarreforma fiscal que afecta sensiblemente la inversión privada en México. Vendrán los cuestionamientos sobre el control de la inflación y la debilidad del peso mexicano frente al dólar. Será acusado por los precios de la gasolina y de la luz. Especial énfasis se pondrá en lo que se considera una mala política fiscal hacia la clase media y profesionista de este país.

A unas horas de acabar con el golpeteo ante los diputados federales, el presidenciable de Hacienda se deberá presentar ante los senadores de la República en donde le tienen preparada otra tanda de cuestionamientos que, por más que se defienda, merman sensiblemente su imagen como presidenciable. Máxime que, como hasta el momento se ve, gran parte de la campaña presidencial panista se va a basar en las críticas al sistema fiscal de Enrique Peña y Luis Videgaray.

A Osorio Chong ya le fue como le fue. Este día en el senado de la República los senadores de oposición repitieron una y otra vez la misma pregunta: ¿por qué no renuncia y deja que las investigaciones de temas delicados se hagan sin su presencia? Lo cuestionaron sobre la política de migración, sobre los asesinatos de mujeres, sobre los crímenes del sistema de seguridad que hace ejecuciones extrajudiciales, sobre la inseguridad en el país, sobre los asaltos. La vergüenza de dejar escapar al Chapo y la enorme herida de Ayotzinapa.  Etcétera, etcétera. Aún cuando siempre estuvo bien custodiado por los senadores del Verde y del PRI, el Secretario de Gobernación no dejó de recibir candela que termina por afectar la imagen de cualquier presidenciable.

El cuarto presidenciable, Aurelio Nuño Mayer, será estrenado por los senadores. Nunca se le ha visto en un debate público y veremos cómo reacciona a las críticas que le prepara la oposición. Como está recién estrenado y todo el costal de culpas de la política de educación ya se lo llevó Chuayffet a su casa, Aurelio podría ser un personaje que saliera librado. Pero deberemos esperar para ver de qué está hecho. No es lo mismo las reuniones de gabinete donde todos lo dicen “sí señor”, que  enfrentar un debate público al cual no está acostumbrado. De entrada, como secretario de Educación no ha mostrado nada, salvo que se porta bien. Ya veremos cómo le va.