Elecciones Elecciones Nacional Partidos

Aún no inicia y ya está en crisis proceso electoral de Oaxaca. Le pegan a los Murat y al PRD

2015 10 06 suprema corte de justicia de la nación

Méx. DF. 5 de octubre.- La Suprema Corte de Justicia de la Nación tomó una serie de decisiones que afectan el proceso electoral de Oaxaca que debe iniciar el próximo jueves. Los acuerdos de los magistrados afectaron prácticamente los intereses de todos los partidos políticos.  En general los magistrados no sólo rechazaron la validez de  la expedición de la Ley de Instituciones y Procedimientos Políticos Electorales del Estado de Oaxaca, sino que decretaron inconstitucionales varias reformas que los diputados locales habían realizado a la Constitución Local de esa entidad federativa.

Golpe a la familia Murat:

En el caso del PRI, las decisiones de los magistrados afectaron a la familia Murat cuando se determinó que para ser candidato a gobernador se requiere tener una residencia de cinco años y no de tres como se había aprobado en la constitución local. Los priistas habían logrado impulsar una reforma al artículo 68 de la Constitución por medio de la cual la residencia se bajaba de cinco a tres años y ello permitía al hijo del ex gobernador Murat poder aspirar al cargo. Sin embargo, los magistrados de la Suprema Corte declararon inconstitucional dicha reforma y regresó el requisito a su sentido original, es decir, se requiere tener una residencia de cinco años.

Al decir de varios representantes de la oposición en Oaxaca, la reforma que planteaba la reducción de 5 a tres años del requisito de residencia había sido diseñada como traje a la medida para la candidatura de Alejandro Murat Hinojosa, hijo del exgobernador de Oaxaca. Hasta donde de se sabe, este político del PRI no cumple con el requisito de la residencia de cinco años pues ha vivido en el Estado de México.

Una vez que se conoció la decisión de los magistrados federales, el grupo de apoyo jurídico de Alejandro Murat salió a los medios de información de Oaxaca para sostener que a pesar de esa reforma y por ser hijo de oaxaqueños, Alejandro Murat cumple con los requisitos y que podrá competir en las próximas elecciones. Este, llegado el momento, será un tema de controversia en el ya de por sí complicad proceso electoral de Oaxaca.

PRD y aliado también resultaron afectados

Pero no sólo los priistas resultaron afectados con las decisiones de los magistrados. Y es que los magistrados no sólo declararon la invalidez de varias reformas constitucionales. Los magistrados también anularon el decreto 1290 que creaba la Ley de Instituciones y Procedimientos Políticos Electorales del Estado de Oaxaca.

Dicho decreto había sido aprobado por los perredistas de Oaxaca en alianza con otros partidos políticos. Cuando dicho decreto se aprobó se presentó un fuerte conflicto en la sede del Congreso de Oaxaca, pues los diputados priistas, usando gases lacrimógenos, consiguieron cancelar la sesión de ese día. Los perredistas, enojados, realizaron una sesión en las oficinas de su fracción parlamentaria y aprobaron la Ley electoral. Por supuesto, que al violarse el procedimiento constitucional del debate legislativo, los magistrados tomaron la decisión de anular el decreto promovido por los perredistas.  Quien conozca el debate de los magistrados, sabrá que el argumento principal para declarar la invalidez de la ley electoral de Oaxaca, es que los legisladores de esa entidad violentaron los procedimientos para aprobar o rechazar un decreto.

En lo general, con la ley que hoy se anula los perredistas buscaban facilitar la posibilidad de coaliciones y candidaturas independientes con miras a la renovación del poder ejecutivo, legislativo y los municipios de Oaxaca. Al anularse la ley, los perredistas y sus aliados también salen afectados pues sus posibilidades de coalición se ven reducidas. El PRI le apuesta a una elección en la que sus adversarios políticos no vayan en coalición.

Anulada la ley ¿qué va a pasar en Oaxaca?

Anulados varios artículos constitucionales relacionados con las elecciones, así como la Ley electoral de la materia, el proceso electoral de Oaxaca deberá regirse por dos ordenamientos: las antiguas leyes electorales del Estado de Oaxaca y las leyes federales electorales vigentes que hablan de una enorme intervención del INE. Sin embargo, aún está por saberse si estos dos ordenamientos se pueden combinar sin crear conflictos jurídicos.

De hecho, en este momento el Consejo General del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (Ieepco), debe estar trabajando a marchas forzadas para ajustar los cambios necesarios y poder iniciar el proceso electoral el próximo jueves, pero a partir de la legislación anterior.

Las dificultades del IEEPCO son más grandes si se considera que a partir de las decisiones de la suprema Corte de Justicia de la Nación también quedan sin efecto los nombramientos de secretario ejecutivo, contralor, los titulares de las direcciones ejecutivas y de las unidades técnicas del Ieepco.  Como se puede observar, la autoridad electoral deberá partir de nombrar a sus funcionarios principales y de establecer una coordinación especial con el INE.

Y es que la decisión de los magistrados cambió todo. Lo único que se mantiene inalterable es la fecha para la renovación del Poder Ejecutivo, Legislativo y 153 ayuntamientos de partidos políticos, el domingo 5 de junio de 2016 y que el proceso electoral arranca este jueves.

A los partidos pequeños también les tocó palo:

Si se piensa que los partidos pequeños pudieron salir beneficiados con las decisiones de los magistrados, pues tampoco. Los cambios ordenados por los magistrados también anularon la ley que permitía que un partido político pudiese conservar su registro con el dos por ciento de la votación. Los magistrados ordenaron la cancelación de ese artículo y regresaron al ordenamiento anterior que establece que para conservar el registro de un partido en Oaxaca requiere obtener el tres por ciento de la votación.

Si bien quedó muy claro que para conservar el registro de un partido se necesita el tres por ciento de la votación, no quedó muy claro qué va a pasar con el porcentaje necesario para tener acceso a los diputados de representación proporcional.

Los legisladores de Oaxaca habían establecido que para tener acceso a la representación proporcional se requiere de un dos por ciento de la votación. Los ministros de la Suprema Corte votaron por anular este precepto pero como nada más se expresaron cinco votos a favor de la anulación, al parecer la ley cuestionada no fue anulada y siguió vigente.

Por lo tanto la ley electoral de Oaxaca puede llegar a establecer que para conservar el registro de partido se requiere el tres por ciento de la votación, pero para tener acceso a la representación proporcional se requiere del dos por ciento de la votación.

Esto,  de confirmarse, traerá graves consecuencias en el procedimiento de asignación de los diputados de representación proporcional. El conflicto crecerá si en la próxima elección de Oaxaca se tiene el caso de partidos políticos que no alcanzaron el tres por ciento para conservar su registro pero si logren el dos por ciento necesario para tener derecho a diputados de  representación.

Anulan la ley que daba al Congreso de Oaxaca facultades sobre el INE

Los magistrados también anularon otro artículo constitucional por medio del cual los diputados locales de Oaxaca pretendían controlar a los órganos electorales nombrados por el INE.

Con el argumento de que el INE recibe dinero del gobierno de Oaxaca, los diputados locales habían acordado llamar a cuentas a las autoridades electorales designadas por la federación para efectos de las elecciones locales. Por ello aprobaron una ley por medio de la cual los representantes del INE debían presentarse ante el congreso local y rendir cuentas.

Los magistrados establecieron que las autoridades electorales federales que usen recursos financieros otorgados por el gobierno de Oaxaca, si deben rendir cuentas pero sólo de la aplicación de dinero. Dichas cuentas las deben rendir ante la contraloría y no ante el Congreso Local. En todo caso, los magistrados establecieron que la acción de la Contraloría de Oaxaca sólo debe referirse a cuestiones del dinero y no a las actividades electorales sustantivas de los organismos electorales federales que actúan en Oaxaca.

Durante el debate de los magistrados los dictámenes presentados recibieron muchas enmiendas y se ordenó que se hicieran los engroses respectivos. Deberemos esperar a que se publiquen los acuerdos de  los magistrados par tener una mayor certeza de ciertos acuerdos. Y eso debe ser a la brevedad posible, pues los magistrados están obligados a notificar al Congreso de Oaxaca y dicho congreso de notificar a la autoridad electoral de ese estado. Y el proceso se inicia el Jueves.

MORENA pudiera ser el único ganador

En medio de todo esto, al parecer el único partido al  que le quedaron bien tantos cambios es el de MORENA, que fue uno de los principales impulsores de las demandas.