Elecciones Elecciones Nacional Opinión

Crisis en Colima: ¿gobernador interino del PRI será electo por mayoría de diputados del PAN?

 

 

Cuentos y Cuentas WordPress post cabeza 470x150

Una vez que se recojan los escombros de las calles dejados por Patricia, la sociedad de Colima deberá resolver tres problemas urgentes:

1.- La designación de su gobernador interino a cargo del Congreso Local que es muy complicada pues la terna puede ser de priistas, pero la mayoría en el congreso la tienen los panistas.

2.- Los legisladores deben fijar la fecha de convocatoria a elecciones extraordinarias. De acuerdo a la ley derivada de la Constitución el gobernador interino no puede durar más de dos meses en el encargo.

3.- ¿Cómo reaccionarán los trabajadores del OPLE (Organismo Público Local Electoral) de Colima ante la desaparición de facto de su organismo electoral por ser, según los magistrados, presuntamente corrupto?

Con todo y Patricia, estos puntos no pueden postergarse pues el gobernador actual termina sus funciones el próximo primero de noviembre y ese mismo día debe estar listo el gobernador interino. Como el gobernador interino no puede durar en su encargo más de dos meses, ello quiere decir que el gobernador constitucional deberá rendir protesta el primero de enero del próximo año. A estos dos meses de plazo se debe ceñir el proceso electoral extraordinario. Nada fácil. Veamos

La complicada elección de gobernador Interino

La constitución de Colima dice:

“Artículo 57.- Si por cualquier motivo la elección de Gobernador no estuviere hecha y publicada para el día primero de noviembre en que debe efectuarse la renovación, o el electo no estuviere en posibilidad de tomar posesión de su cargo, cesará no obstante, en sus funciones, el Gobernador que esté desempeñando el puesto y el Congreso nombrará un interino de una terna propuesta por el grupo legislativo del partido político al que pertenezca el Gobernador que por cualquier motivo no pudiera tomar posesión del cargo, y convocará a elecciones, no debiendo exceder el interinato de dos meses”.

El primer plazo mortal es que el interinato no debe durar más de dos meses. Como el gobernador interino debe ser nombrado el primero de noviembre, entonces el electo deberá rendir protesta el primero de enero del 2016.

Ese es el tiempo que el Congreso tienen para convocar a elección extraordinaria y notificar al INE de su resolución. Dentro de ese plazo de dos meses, el INE deberá organizar una sesión del consejo general en donde deberá aprobar el calendario electoral con todo y la agenda de actividades propias de un proceso ordinario. Para que el nombramiento cauce Estado, los dos meses también deberán contemplar los juicios que se pudieran promover ante el Tribunal Electoral de Colima y ante el tribunal Electoral Federal.

Debe considerarse que cuando se aprobaron las leyes del Estado de Colima, no se contemplaba que las elecciones las pudiese organizar una institución federal, sino una institución estatal. Todo ello terminará por complicar las cosas. Se presentará también el problema de la autorización de los recursos para la elección. Los recursos deben ser aprobados por el Congreso de Colima, el gobernador interino se los debe dar al INE. La pregunta es: Si el gobierno estatal le da recursos a una dependencia federal ¿el gobierno de Colima podrá auditar al INE?

Va a ser muy difícil que se cumpla con ese calendario electoral por lo cual se deberán tomar medidas que seguramente tendrán mucho desaseo legal, lo cual deja abierta la posibilidad de juicios largos. Porque una de dos: amplían el plazo del gobierno interino u organizan una elección apresurada llena de fallas técnicas y jurídicas.

Incluso tenemos información de que los panistas podrían pedir que el gobernador interino pudiera durar hasta el 31 de octubre, tres meses. Eso requeriría reformar la constitución de Colima en su artículo 57.

Será interesante ver al Congreso Local de Colima acordar la fecha de la elección extraordinaria y luego que le ordene al INE organizarla.

 

¿La mayoría panista elegirá dentro de una terna priista?

El artículo 57 de la constitución de Colima dice que “el Congreso nombrará un interino de una terna propuesta por el grupo legislativo del partido político al que pertenezca el Gobernador que por cualquier motivo no pudiera tomar posesión del cargo, y convocará a elecciones”.

El artículo 55 de la misma constitución de Colima dice que la elección se hará por mayoría de los diputados. Dado que no establece si la mayoría es simple o calificada, damos por asentado que es simple.

La pregunta es ¿el priista al que los magistrados le quitaron el triunfo se puede considerar “gobernador que no pudo tomar posesión del cargo”?. Si la pregunta se responde afirmativamente entonces la terna la propone el PRI. Pero si la pregunta se responde negativamente entonces se generará un vacío de ley impresionante. Porque así como los priistas no pueden demostrar que el gobernador saliente es de su partido, tampoco lo pueden hacer los panistas.

Una situación de estas obliga a la existencia de diálogo político entre los priistas y los panistas a riesgo de generar una ingobernabilidad en el Estado.

Rcuérdese que la elección de gobernador se hace por mayoría simple de votos de los diputados presentes. En este momento la mayoría la tienen los panistas. Lo cual quiere decir que si la terna es de priistas, los votos para el ganador provienen de los panistas. ¿Aceptarán los azules? (La LVIII Legislatura de Colima se integra de 13 diputados del PAN, 8 del PRI, 1 del PT, 1 Verde, 1 Nueva Alianza y 1 MC)

De hecho, ya se presentó la crisis y PAN quiere su terna

De hecho, en la sesión pasada del Congreso de Colima los priistas presentaron su terna y pidieron que se votara el mismo día, pero los panistas plantearon la interpretación que nosotros publicamos lo cual complicó ya la designación. Es casi seguro que los priistas no consensaron con los panistas la terna.

La terna priista es: el rector de la Universidad de Colima, José Eduardo Hernández Nava; el presidente de la Comisión Estatal de Arbitraje Médico, José Fernando Rivas Guzmán y el presidente del Colegio de Abogados, Ramón Pérez Díaz.

Esta columna se actualizó con información del 27 de octubre luego de que el PAN diera  conocer su terna de aspirantes: El expresidente municipal de Colima Enrique Michel; el exsenador de la República Salvador Becerra y el exdiputado federal Carlos Dueñas.

¿Aceptará el OPLE de Colima desaparecer por corrupto?

Veamos otro punto. Colima será la primera entidad federativa en donde el INE organice una elección de gobernador al 100 por ciento. Esto, en la práctica, implica que el Organismo Electoral del Estado de Colima desaparezca pues en los hechos pierde toda razón de ser. Sobre este primer punto me gustaría hacer cuatro consideraciones para abonar a tema de la lucha entre centralismo y federalismo electoral:

A.- Es interesante que tal decisión no fuese tomada por los consejeros del INE a partir de sus facultades de atracción, sino por los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral de la Federación quienes, al momento de anular la elección de Colima, mandataron a INE organizarla al 100 por ciento.

Para  justificar esta decisión el argumento de los magistrados fue terrible: sospecha de corrupción de la autoridad electoral. De manera más precisa se le acusó de que sus decisiones están determinadas por el gobierno estatal. Los enjuiciaron y sentenciaron sin darles oportunidad de defensa alguna.

Es más, ni siquiera se consideró que el gobernador actual dejará el poder el primero de noviembre y en su lugar entrará un interino.

No sé si los trabajadores del OPLE de Colima emprendan un juicio de Derechos Ciudadanos en contra de la decisión de la Sala Superior, pero de que los dejaron como corruptos o inútiles no cabe duda. Y además, insisto, sin derecho de réplica.

Tampoco sé que tan contentos puedan estar los consejeros del INE con esta decisión, pues  su carga de trabajo cada día les representa más dificultades.

Me llamó la atención la declaración de Lorenzo Córdova, presidente del INE asegurando que está listo para las extraordinarias de Colima. ¿Habrá leído la Constitución de Colima antes de hacer tamaña declaración?

Los plazos a los cuales sujeta la Constitución de Colima no son el único problema. En varias ocasiones la carga de trabajo hizo que los consejeros del INE cambiaran sus acuerdos y postergaran sus decisiones.

Un ejemplo claro de lo anterior lo fue durante las auditorías a los partidos y a los candidatos. Los consejeros del INE postergaron los tiempos de las auditorías anuales a los partidos para concentrarse en las auditorías a los candidatos. El argumento fue “por carga de trabajo”

Otro asunto muy delicado: recuerdo las quejas de los consejeros electorales cuando debieron dictaminar sobre las auditorías sin tener tiempo de revisarlas. Los consejeros tenían programado terminar las auditorias a candidatos para el mes de diciembre. Los magistrados les pidieron que lo hicieran mucho antes. Enojados, los consejeros aprobaron las auditorías bajo la advertencia que por carga de trabajo las mismas carecían de certeza. Y así las aprobaron tanto el INE como los magistrados. Un asunto realmente delicado al que poca importancia se le ha dado en los medios de información. Las auditorías de INE fueron el fracaso más grande de este proceso electoral. A tal grado que en este momento 7 diputados federales están pendientes de que se les haga una auditoría por rebase de tope de gastos de campaña como lo mandataron los magistrados. De esta forma se aprobó un acuerdo bajo la certeza de que carecía de certeza. No juegues ¿dónde?

Los consejeros tienen bajo su responsabilidad dos paquetes: las elecciones ordinarias en 13 estados de la República para el próximo año, así como las elecciones extraordinarias en Aguascalientes, Querétaro, Michoacán, Guerrero, Chiapas y probablemente Tabasco.

Para organizar otras extraordinarias locales, los magistrados le pasaron el trabajo a los OPLES de cada Estado. Ahora, en la elección de Colima los magistrados hacen a un lado al OPLE  y le dejan todo el paquete al INE.

B.- Derivado del acuerdo de los magistrados de pasar la elección al INE, existe algo que no se ha discutido. Desde el punto de vista financiero será la primera ocasión en que un gobierno estatal pague toda la elección de gobernador, pero el dinero se lo gaste una dependencia de carácter federal.

Las relaciones de ministración de recursos y de comprobación de gastos va a ser de lo más interesante. El gobierno estatal adquiere la facultad de investigar y hasta auditar la forma en que el INE se gasta el dinero que le dará para las elecciones.

Al INE se le ha dificultado demandar a los gobiernos estatales por retraso en la entrega de recursos económicos. Jurídica y políticamente este tema va a traer muchas consecuencias. Además, el Congreso Local debe autorizar un gasto extraordinario cuando la Secretaría de Finanzas ya cerró sus cuentas para la entrega recepción de la administración.

C.- Cuál va a ser el destino laboral de los trabajadores del OPLE de Colima. Su existencia no tiene razón de ser. ¿Cómo los van a desaparecer? En el derecho existen, pero en la práctica ya no son necesarios. ¿Cómo se les despide? ¿Por corruptos?

D.- Vale la pena preguntar si esta acción es el anticipo de la desaparición de los OPLEs en todo el país. Y también si el INE está listo para asumir sus funciones. Cuentos y cuentas. Edmundo Cancino