Cultura

Sonetos (Alfonsina Stormi)

Un 25 de Octubre como lo es hoy pero del año 1938, la poetisa argentina Alfonsina Stormi se suicidó. Las versiones más parcas dicen que se arrojó al mar desde una escollera de concreto. Las más románticas que lentamente se internó en la mar. Esta última versión está basada en la canción Alfonsina y el Mar, popularizada por Mercedes Sosa y escrita por Ariel Ramírez y Félix Luna.

Hoy les presentamos un par de sonetos donde la poetisa no deja las pasiones humanas en el mejor sitio.

A Eros.

He aquí que te cacé por el pescuezo
a la orilla del mar, mientras movías
las flechas de tu aljaba para herirme
y vi en el suelo tu floreal corona.

Como a un muñeco destripé tu vientre
y examiné sus ruedas engañosas
y muy envuelta en sus poleas de oro
hallé una trampa que decía: sexo.

Sobre la playa, ya un guiñapo triste,
te mostré al sol, buscón de tus hazañas,
ante un corro asustado de sirenas.

Iba subiendo por la cuesta albina
tu madrina de engaños, Doña Luna,
y te arrojé a la boca de las olas.

Amor

Baja del cielo la endiablada punta
con que carne mortal hieres y engañas.
Untada viene de divinas mañas
y cielo y tierra su veneno junta.

La sangre de hombre que en la herida apunta
florece en selvas: sus crecidas cañas
de sombras de oro, hienden las entrañas
del cielo prieto, y su ascender pregunta.

En su vano aguardar de la respuesta
las cañas doblan la empinada testa.
Flamea el cielo sus azules gasas.

Vientos negros, detrás de los cristales
de las estrellas, mueven grandes asas
de mundos muertos, por sus arrabales.

A %d blogueros les gusta esto: