Internacional

A un día del Real Madrid vs Barcelona reventa por Internet hasta en 9,500 euros

Si Luis Enrique no estuviera ya en el banquillo, quizás le preocuparía el precio de los boletos
Si Luis Enrique no estuviera ya en el banquillo, quizás le preocuparía el precio de los boletos

Mañana a las 18:15 hrs de España se enfrentarán los dos equipos más populares del planeta en el clásico del futbol español.

El partido se llevará a cabo en el Estadio Santiago Bernabeu de Madrid y los precios originales de entrada para el público en general iban desde los 80 euros en los fondos sur y norte, hasta los 290 euros para las gradas bajas de las laterales este y oeste.

Sin embargo, debido al gran interés que el partido genera, circulan rumores en Internet sobre que los revendedores hacen de las suyas y venden los boletos hasta en 2,700 euros ( Unos $47,500 pesos). Así que si usted es de la clase pudiente de este País y tiene ganas de ver el partido, todavía está a tiempo de encontrar alguna entrada.

Más aún, gracias a que muchas leyes solamente castigan la reventa callejera, sitios de Internet como Ticketbis, Viagogo y Tengoentradas.com se han dedicado a la reventa “legal” de entradas del clásico. Por ejemplo, en el sitio de ticketbis se pueden compara entradas del fondo en 238 euros e incluso se encuentran en los palcos VIP por la módica cantidad de 9,750.50 euros.

El terrorismo en el clásico del futbol español.

A raíz de los ataques terroristas en Francia, una de las preocupaciones fundamentales de las autoridades europeas es la vigilancia de los encuentros de futbol, que por la asistencia masiva y la gran proyección que tienen podrían ser blancos preferentes de sus ataques.

Especialmente el caso del clásico español, probablemente el partido de futbol más visto del año. Es por esto que en el partido se desplegarán 1200 policías nacionales, más de 6 veces la cantidad habitual. Además participarán 1,195 vigilantes del club, 122 policías de Madrid, Protección Civil, Bomberos y Cruz Roja.

Estos se organizarán en 3 anillos de seguridad y se contará con perros que rastreen explosivos desde el primer anillo de seguridad, además de revisiones en alcantarillas, teléfonos públicos y lockers.