Cultura Estado de México Opinión Cultura

Ya viene la Feria Internacional del Libro de Guadalajara

Atril de lupas wordpress cabezal 470x150

Por Heber Quijano

Estamos a unos días de que inicien las actividades de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) y la agenda rebosa de alegría. La FIL es más que un simple mercado de libros; es también un contacto con la cultura del país invitado, una catapulta para las editoriales y los lectores y un negocio que ronda, según las cifras oficiales, los 41 millones de dólares y los casi 800 mil asistentes (¡cerca de un millón!). Con ese monto, me parece, todas las ferias de libro estatales deberían apuntar a semejante objetivo y proyectarse con tales ambiciones.

Durante todo este 2015 se realizó el Año Dual México-Reino Unido que confabuló una gran cantidad de eventos culturales, exposiciones e intercambios que, además de asombrar, vincular y brindar una amplia gama de oferta cultural, nos pone casi a un costado del Támesis, con todo y Shakespeare Globe. La cercanía con el Reino Unido es mucho mayor de lo que pareciera y lo han demostrado, por ejemplo, las exposiciones en el MUNAL. La literatura británica es el plato fuerte, y sobra decirlo. Desde el ya canónico Salman Rushdie hasta el otrora l´enfant terrible Irvine Welsh, pasando por las bandas que estarán ofreciendo conciertos gratuitos a las puertas de la entrada.

Más allá de semejante cartel, hay ciertas perlas a considerar en el ámbito de la literatura. Primero, la serie de Latinoamérica viva y Festival de las Letras Europeas, un atisbo de lo que se debe perseguir en las ediciones, probablemente, sólo conseguibles en la misma FIL, si bien nos va. Segundo, los autores latinoamericanos que son revelaciones: la chilena Andrea Jeftanovic a la cabeza, seguida de la argentina Pola Oloixarac, el panameño Carlos Wynter Melo y el poeta cubano-español Richard Blanco, quien escribe en inglés. Y, como se ha venido repitiendo, la programación de Destinacao Brasil, siempre tan activa. No olvidemos, sobre todo, que la FIL es también los pasillos los libros nos descubren y nos eligen, como niños en dulcería.

@heberquijano

Blog