Internacional Nacional

¿Terrorismo en México?: Estado islámico amenaza la bandera nacional en nuevo video. También intimida a Rusia, Turquía e Irán.

Banderas de la Coalición en contra de Daesh, incluidas en el video propagandístico
Banderas de la Coalición en contra de Daesh, incluidas en el video propagandístico

Noviembre 2015- En un video propagandístico liberado en Internet por Daesh se incluye la bandera mexicana en la lista de aliados de EEUU en contra del terrorismo. Se puede escuchar al narrador diciendo: “Vengan por nosotros. Sus números sólo incrementan nuestra fe y estamos contando sus banderas. Los 80 que son. Y entonces las flamas de la guerra los encontrarán y los quemarán en las colinas de la muerte” Mientras se muestran 60 banderas, entre ellas la de México.
En el video, Daesh clama que el tamaño de su estado ha alcanzado el de Gran Bretaña y tiene 8 veces el tamaño de Bélgica. También presumen de haber destruido las ruinas de la antigua ciudad de Palmira en Siria y defienden que su ejército se guía por la fe y no por el interés económico.
Acepta que aunque EEUU cuenta con el ejército más poderoso de la historia “Sus solados carecen de la voluntad y la resolución para combatirnos”. Según el video, 18 soldados estadounidenses se suicidan cada día y el costo de la guerra es mucho mayor para Occidente que para Daesh.
Finalmente hace amenazas directas en contra de Rusia, Turquía e Irán antes de incluir las banderas de los 60 aliados de EEUU en la llamada lucha contra el terrorismo.

Arquidiócesis: México debe contribuir en la lucha contra el terrorismo.

En la editorial del Semanario Desde la Fe de la Arquidiocésis de México titulada “La violencia terrorista del Islam” el arzobispado indica que: “México no puede ser insensible ante la guerra del terrorismo. No se trata de un problema entre el occidente europeo y los países islamistas; al fondo se trata de un verdadero choque de culturas más que de religiones, y nuestro país pertenece cultural e históricamente a ese Occidente al que el Islam ha declarado la guerra.

En el siguiente párrafo va aún más allá y llama a la postura de la no intervención pusilánime: “Nuestro país no puede regatear su apoyo a la guerra contra el terrorismo… Tarde o temprano seremos víctimas de un terrorismo que por ahora sólo vemos de lejos, pero que ni siquiera imaginamos la desolación y el horror que nos puede traer.”

En el cuerpo del artículo critica que los líderes del Islam no hayan salido multitudinariamente a dar su apoyo a Francia después de los ataques terroristas del pasado viernes 13 de Noviembre. “¿Cómo podemos explicar que el Islam no hunde sus raíces en la violencia cuando vemos que sus líderes y jefes se deslindan, a regañadientes, de esos actos de barbarie diabólica, y no se atreven a hacer una condena contundente?”.