Cultura

8 de Diciembre: Jim Morrison y John Lennon. Uno llegó, el otro se fue.

John Lennon en la última entrevista que concedería antes de su muerte
John Lennon en la última entrevista que concedería antes de su muerte

Diciembre 2015. Sea que haya muerto en el baño de un club nocturno en París, en la sala de un apartamento mientras Courson lo miraba aterrorizada sin poder hacer nada o que, como dicen algunos conspiradores, todavía camine entre nosotros, la muerte de Jim Morrison siempre estará envuelta en misterio debido a la falta de una autopsia oficial. Su nacimiento, por otra parte, es mucho menos un enigma: fue un 8 de Diciembre de 1943, dos años antes del final de la Segunda Guerra Mundial. En esos años en los que Duke Ellington y Frank Sinatra lideraban las listas de popularidad, nadie sospechaba que este chamaco de origen irlandés nacido en Florida cambiaría la cara del rock mundial para siempre.
La historia de John Lennon es opuesta, no fue una tendencia a la autodestrucción sino un fanático enfurecido -dicen algunos que harto de las contradicciones entre la vida de lujos de Lennon y la predicación amorosa de su canción Imagine- quien acabó con su vida. Las razones que lo hayan llevado a matarlo sólo se podrán encontrar en la mente confusa de Chapman, lo que sabemos es que 6 horas después de pedirle un autógrafo le disparó 5 ocasiones a una distancia de menos de 10 metros, para después sentarse calmadamente a disfrutar de la lectura de El guardían entre el centeno.
El nativo de Liverpool también comenzó su vida en medio de la violencia. Era 1940 y el nacimiento del Beatle más afamado se dio sólo un mes antes de que la Luftwaffe alemana comenzara el bombardeo de Coventry, Inglaterra, incendiando 75 mil edificios y matando unas 600 personas. Su madre un ama de casa, su padre un pescador ausente. La disputa por la propiedad de John llegaría a su punto álgido cuando a los 5 años y después de que su padre lo robara, le exigió elegir entre él y su madre. El músico eligió a su padre en dos ocasiones pero cuando su madre se iba fue corriendo tras ella y no volvió a ver su progenitor sino hasta 20 años después.
En este doble aniversario luctuoso y de nacimiento, les dejamos un par de canciones clásicas.

A %d blogueros les gusta esto: