Cultura

No eres finito, eres infinito, deja de medirte.

Humo de mis plegarias WordPress cabezal

Por Óscar Vargas Duarte

Tú no sabes de regar la tierra
sembrar semillas,
sentir nacer una caricia.
Tú no sabes de qué trata el olvido.

 

La esfera nocturna despliega su luz sobre la espuma desnuda.
Dentro de sí una grieta abonada da paso a un grito de nubes.
En la ventana,
la luz lunar hace esfuerzos por dar calor a sus hojas.
El corazón se abre,
absorbe luz, oscuridad y nube,
tiembla.
Un temblor secreto en el pecho,
mañana va a volver,
hoy fue mañana.

 

No me veas con tus ojos heridos,
no me hables con el abecé de tus furias.
Yo he sido plantado ante ti
para que tú te comprendas.
No soy árbol de frutos,
no doy sombra.
Las huellas de las que presumes,
tu mirada y las formas,
no se quedan en mí,
si acá vienen a buscarte
nadie va a encontrarte.

 

Quiero la poesía en porciones de tu boca.
Eres el verbo, el cuerpo,
mi voz y mi deseo.
No entres a mis pensamientos,
En ellos no hay cordura ni prudencia
No cierres tus ojos, sin tu mirada nada iluminará el firmamento.

 

Blog

Twitter

Correo electrónico