Cultura

Hay muchos invisibles a tu lado

Humo de mis plegarias WordPress cabezal

Por Óscar Vargas Duarte

 

He plagiado a Dios,
como él,
he reproducido un hijo
a su imagen y semejanza

La comilla sencilla mira en el espejo,
promete no ser una doble como las otras.
La comilla pierde sentido cuando está sola
Mantiene la espera para lograr ser par.
El punto suspensivo
solo es un punto más en la cadena.

No la nombres,
deja tu lengua en la garganta.
Tu silencio, espada en la batalla.
Espera en las grietas,
se musgo, enmohece.
Orina óxido, escupe hacia la noche.
Camina, se breve con tus pasos.
Ve sin ruido por la acera.
No la nombres.
Admira tu miseria y véndela a los pobres.
Escóndete en los baños públicos,
llora en los ascensores,
Duerme con sudores y fatigas.
Da igual.
El silicio en tus venas la etiqueta.

 

─ ¿A dónde vas?

─ A ti.

─ ¿Volverás?

─ No.

─ ¿Cómo sabré de ti?

─ Búscame en tus palabras

─ No sé hacerlo.

─ Entonces, no me amas.

─ Te amo.

─ Siendo así, me encontrarás.

 

 

Blog

Twitter

Correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: