Internacional

¿¡A volar!? Listo para abrir el calatravaso del World Trade Center

Imagen por Mark Kent CC BY-SA 2.0
Imagen por Mark Kent CC BY-SA 2.0

26  de Febrero de 2016. La estación del PATH del World Trade Center de Nueva York diseñada por el arquitecto español Santiago Calatrava finalmente abrirá sus puertas la próxima semana, casi 10 años después de la fecha incialmente propuesta.
Envuelta en la polémica, como casi todos los proyectos de Calatrava en los últimos años, el ave (que algunos llaman estegosáurio) pronto levantará el vuelo en medio de muchas modificaciones en el diseño y aumento de costos.
Santiago Calatrava concibió el diseño del Oculus como un ave siendo liberada de las manos de un niño (o una dulce jovencita, según el estado romántico del lector). Las alas se desplegarían por decenas de metros y tendrían entre cada pieza de la estructura grandes paneles de vidrio que asemejarían su transparente plumaje. No sólo eso, el cielo “raso” se abriría y cerraría con un costoso mecanismo para asemejar el batir de las extremidades del pájaro.
Sin embargo, las realidades estructurales y económicas del proyecto le pasaron factura. En efecto, en 2005 una evaluación de seguridad del Departamento de Policía de Nueva York estimó que que para mejorar la resistencia a las explosiones el Oculus debería tener el doble de costillas de acero. Quizás todavía sería un ave, pero muy costilluda. El siguiente golpe vino sobre las alas, ni vidrio ni movimiento: solo el esqueleto inmóvil. El ave se había convertido en el estegosáurio.


Pero no sólo en el aspecto de diseño hubo problemas. La terminal del World Trade Center será la más cara del Mundo: 3 mil 740 millones de dólares a precios de hoy. Inicialmente, el presupuesto era de mil 900 millones a precios de 2004, midiendo con los mismos viejos dólares el proyecto costaría hoy 5 mil 100 millones, más de lo doble. El costo es aún más impresionante dado el hecho de que la terminal no será la más importante de la ciudad de Nueva York. La estación Grand Central maneja 250 mil personas por día, mientras que la estación PATH sólo maneja 46 mil al momento, aunque los defensores del proyecto dicen que en el futuro medio millón de personas lo utilizarán. También se puede pensar que antes que la estación más cara del Mundo será el centro comercial más costoso: gran parte de su espacio estará destinado al comercio y la compañía operadora Westfiel Corporation  lo llama el mall más seductor del Mundo.

Sin embargo, existen también muchos defensores del proyecto. El crítico de Arquitectura del New York Times Herbert Muschamp dijo que el “…diseño de Santiago Calatrava debería satisfacer a aquellos que creen que los edificios planeados para el Ground Zero deben aspirar a una dimensión espiritual”. Y ciertamente, la grandeza de la Arquitectura de una ciudad o de una nación, raramente se mide por los costes económicos o por los escándalos que la rodeen. Más bien, se trata de saber si la estación de tránsito de Santiago Calatrava logrará tener un lugar entre los grandes monumentos arquitectónicos de la historia o será solamente otro elefante blanco de los muchos que habitan la modernidad. El tiempo lo dirá.

Imagen destacada por JJBers. CC BY-SA 4.0