Nacional

Trabajan para detectar a tiempo el cáncer de hígado

Por Hugo Valencia

Ciudad de México. 1 de marzo de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- Investigaciones recientes del Centro Universitario de Ciencias Biomédicas (CUCB) de la Universidad de Colima a cargo del doctor Luis Alberto Castro Sánchez, buscan la creación de un nuevo método de diagnóstico no invasivo de carcinoma hepatocelular (CHC), comúnmente conocido como cáncer de hígado, con base en la detección de marcadores moleculares en las microvesículas tumorales hepáticas.

800x300 cancer higado 1631

“Este tipo de tumores secreta hacia el torrente sanguíneo vesículas celulares que participan en el desarrollo de los diferentes tipos de cáncer, nuestra idea es que, si los tumores utilizan estas vesículas para favorecer el desarrollo de la enfermedad, por qué nosotros no utilizar estas para poder determinar algunos marcadores de diagnóstico temprano en la sangre de los pacientes que sufren esta patología”, explicó el doctor Castro Sánchez en entrevista con la Agencia Informativa Conacyt.

Debido a lo difícil que es diagnosticar este tipo de cáncer, la mortalidad es muy alta porque, de acuerdo con datos del Hospital General de México (HGM), el cáncer de hígado tiene una tasa de supervivencia de 15 por ciento y se ha demostrado que el tratamiento como la quimioterapia en este tipo de cáncer es ineficaz, pues tiene un bajo índice de respuesta, menor a 20 por ciento.

El método de diagnóstico que se busca desarrollar sería mediante análisis de sangre y, según dijo el doctor Castro Sánchez, esto va más allá, pues no solo pretende diagnosticar si el paciente tiene o no la enfermedad, sino también promete averiguar en qué fase se encuentra el cáncer, incrementando así las posibilidades de supervivencia.

“Actualmente estamos cultivando las células tumorales hepáticas in vitro y hepatocitos humanos no tumorales, posteriormente purificamos las vesículas que secretan los tumores para después realizar estudios de lo que se conoce como ciencias ómicas, para determinar algunos valores dentro de la vesícula”, detalló.

Hasta el momento esta investigación ha descubierto algunas proteínas que se han sobreexpresado en comparación con las vesículas de hepatocitos no tumorales, todo esto se ha comprobado de forma in vitro gracias a las características moleculares que secretan las células tumorales hepáticas, para así determinar posibles marcadores de diagnóstico temprano. En un futuro cercano estas investigaciones pretenden ser validadas con pacientes humanos con carcinoma hepatocelular, expresó el doctor en biología celular egresado del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Segunda fase

Para la segunda fase del proyecto de investigación, que consiste en la validación con pacientes humanos, está contemplada una colaboración con el Hospital Juárez de la Ciudad de México, para esto se están recopilando todas las muestras con base en los marcadores que se han identificado para comprobarlo con los pacientes. “La tercera fase del proyecto es el desarrollo del método de diagnóstico para que pueda ser transferido al sistema de salud mexicano”, afirmó el miembro del programa Cátedras Conacyt.

DR Luis Castro 1Esta investigación se está realizando con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) a través del Fondo Sectorial de Investigación en Salud y Seguridad Social que se logró, según comenta Castro Sánchez, gracias a los resultados preliminares presentados al momento de solicitar el apoyo.

Asimismo, el doctor explicó que el cáncer de hígado es una afección única en la oncología, pues solo 30 por ciento de los pacientes son susceptibles a tratamiento, ya que se detecta en estadios muy avanzados lo cual hace imposible la eficacia de cualquier tratamiento.

“La única forma de detectarlo es cuando el paciente llega a la unidad de salud, y a través de una biopsia se determina que el paciente tiene o no este tipo de cáncer. La diferencia con el método que queremos desarrollar es que el paciente llegará al hospital y con una muestra de sangre nosotros vamos a poder separar el paquete globular; únicamente con el plasma, con base en los marcadores tumorales que previamente hayamos identificado, podremos dar el diagnóstico completo, incluyendo en qué fase se encuentra la enfermedad”, explicó.

Este proyecto, desarrollado en la Universidad de Colima, pretende ser un método de diagnóstico accesible, barato y reproducible en todo el sector salud en México, además de que permita a los médicos darles mejores herramientas para lograr salvar las vidas de los pacientes con carcinoma hepatocelular mediante un diagnóstico oportuno y eficaz.

El doctor aseguró que en el país todavía no se tiene la cultura de acudir al médico con regularidad, “vamos únicamente cuando nos duele algo o cuando sentimos algún síntoma”. Por lo que se pronunció por formar una cultura de la prevención para lograr detectar este tipo de enfermedades a tiempo y poderlas atender adecuadamente.

“El siguiente paso de este proyecto del CUCB es comprobar que los marcadores que encontramos in vitro se puedan reproducir en el organismo humano para finalmente poder desarrollar el método de diagnóstico. Lo que esperamos de esta investigación es que en dos o tres años podamos tener la primera patente, por lo que es un proyecto que lleva su tiempo por lo ambicioso que es”, concluyó Castro Sánchez, quien recién fue repatriado de España por el programa Cátedras Conacyt.