Cultura

Una indiferencia de Alzheimer y un silencio de mimo se congregan para olvidarte

Humo de mis plegarias WordPress cabezal

Por Óscar Vargas Duarte

Óxido, mi desconfianza.
Erosión, tu indiferencia.
Corrosión, tus apariencias.
Así, el azar,
por nosotros,
no juega sus apuestas.

Tú juntas orillas,
atas botones,
cierras cordones,
obligas al borde superior la cremallera,
das forma a lo que cierra,
ocultas la página blanca,
tapas la página escrita,
tu piel desnuda es arrojada a la interioridad de tu ropa.
Yo, en secreto,
como suceden estos pensamientos,
al contrario de ti,
pienso en desnudar,
soltar, abrir, ver, leer,
escribir sobre tu piel en tus lugares de silencio,
a donde la lluvia de ducha
te come con sus bocas secretas.
Acá entre nos,
sin que sospeches,
tú cierras de ti
lo que yo memorial imaginario
abro para mí.

Arañó el vidrio,
rasgó los pies de la cortina,
maulló al cruzar las patas del sofá,
se estiró junto a la mesa,
dio un pequeño salto hasta la silla,
plantó su mirada sobre mis pies
cuando quise fijar mi vista en él,
dejó caer sus ojos y saltó hasta la ventana,
giró su cabeza
abrió para mí dos soles oscuros
y se tragó la luz de mi noche eterna.

Blog

Twitter

Correo electrónico