Nacional

Transferencia de conocimiento para el desarrollo

Por Felipe Sánchez

Saltillo, Coahuila. 8 de marzo de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- La Oficina de Transferencia del Conocimiento (OTC) de la Universidad Autónoma de Coahuila (Uadec) surgió en el año 2012 con el objetivo de “impulsar el proceso de innovación, transferencia de tecnología y conocimiento desde la universidad hacia los diferentes sectores de nuestra sociedad”, de acuerdo con el sitio web oficial.

800x300 Transferencia de conocimiento para el desarrollo

Desde su creación, por iniciativa del coordinador general de Estudios de Posgrado e Investigación (CGEPI), doctor Edgar Braham Priego y el rector de la Universidad Autónoma de Coahuila, licenciado Blas José Flores Dávila, se consiguió la Certificación del Fondo Sectorial de Innovación (Finnova), operado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Secretaría de Economía (SE).

izq a derecha dr edgar braham y dr. ruben garciaActualmente es el área encargada de dinamizar y gestionar las actividades de generación de conocimiento y la colaboración científica y tecnológica, favorecer la interrelación entre las instituciones de educación superior, los centros de investigación y los investigadores con el sector privado, social y público y su participación en los diversos programas de apoyo a la realización de actividades de investigación-desarrollo-innovación (I+D+I), de acuerdo con su presentación oficial.

Con cuatro año de trabajo, arroja importantes resultados para la universidad, al igual que proyectos, retos y el objetivo de continuar vinculando los sectores científico, empresarial, gubernamental y social, en torno a la ciencia y tecnología desarrollada en la máxima casa de estudios del estado.

Transferencia de conocimiento

Según el licenciado Alejandro Herrera Hernández, encargado de la Oficina de Transferencia del Conocimiento de la Uadec y del Centro de Innovación Estudiantil (Cinne): “La transferencia de tecnología y conocimiento es un proceso a través del cual se transfieren habilidades, conocimientos, tecnologías, algunos métodos o procesos de fabricación con la finalidad de asegurar que el desarrollo del conocimiento científico tecnológico pueda tener alguna utilidad para los sectores y lo podemos traducir en el desarrollo de nuevos procesos, productos o establecimientos de nuevas formas de comercializar los bienes”.

invest actividades 16 3“Los nuevos requerimientos de los perfiles de investigación nos demandan a hacer cambios estructurales”, así lo señala el doctor Jesús Acevedo Alemán, subcoordinador de Investigación de la Coordinación General de Estudios de Posgrado e Investigación de la Uadec, quien comenta la importancia de este proceso para el sector de la investigación.

“Actualmente todo producto de investigación debe traer una implicación de un cambio o transformación, se contrata gente innovadora que pueda transformar las ideas en cosas productivas y que puedan llevar a su propia transferencia. Esto ha llevado al área de investigación de la universidad en particular a orientar todos sus proyectos a que la investigación derive en productos que puedan lograr una transformación en la sociedad”.

Por su parte, el licenciado Herrera Hernández concuerda con la relevancia de la transferencia tecnológica para la solución de problemas: “La transferencia de tecnología puede ayudar a la sociedad a solucionar múltiples problemas y, sobre todo, a favorecer al investigador a salir y colaborar con otras instituciones, dependencias o empresas y le dará la satisfacción de llevar la tecnología que genera a quien realmente la necesita”.

Herrera Hernández agrega que la transferencia de tecnología puede representar una importante entrada de recursos económicos para la institución: “La transferencia de tecnología puede ser una fuente muy importante para hacer llegar recursos. Esto nos va a permitir una serie de beneficios indirectos, en los cuales pueden participar estudiantes otorgándoles becas o se pueden obtener recursos para financiar innovaciones futuras”.

Retos

De acuerdo con la Encuesta sobre Investigación y Desarrollo Tecnológico 2010 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México, tres mil 366 empresas realizaron gastos en investigación y desarrollo tecnológico intramuros.

Por lo cual, la vinculación y cooperación entre el sector empresarial y científico es uno de los principales retos de la Oficina de Transferencia del Conocimiento de la Uadec, como lo menciona el licenciado Herrera Hernández: “Creo que uno de los principales retos ha sido la cooperación que llevamos con los sectores, en el caso de los proyectos empresariales se quieren resultados de manera inmediata, mientras que los investigadores realizan diversas actividades, la adecuación de los ritmos entre el sector privado y el educativo y también demostrar que el conocimiento que genera la universidad es de utilidad y calidad”.

Por su parte, desde el aspecto de la investigación, Acevedo Alemán comenta el intento de incorporación de investigadores maduros a las nuevas dinámicas de la transferencia tecnológica; sin embargo, sigue siendo un reto. “Esta transición es parte de un desafío que nosotros como funcionarios y como universidad estamos atendiendo. Es a partir de dos ejes particularmente, primero la contratación de nuevos perfiles y segundo tratar de incorporar a investigadores maduros e investigadores jóvenes en una dinámica distinta de atención a las demandas”.

Futuro

UA de C 1 resultadosAl abordar el tema del futuro de la transferencia tecnológica y de conocimiento, Acevedo Alemán y Herrera Hernández se muestran optimistas, con gran cantidad de proyectos y un amplio panorama sobre este tema.

“Estamos tratando de incrementar nuestro portafolio de tecnologías, queremos seguir sumando el ingreso de solicitudes de patentes, la protección de la tecnología que se genera en la universidad y, en el corto plazo, esperamos el desarrollo de al menos 40 proyectos de innovación vinculados con la empresa y financiados a través de los diferentes fondos que se manejan”, declaró Herrera Hernández respecto a los proyectos de la Oficina de Transferencia del Conocimiento. De acuerdo con el doctor Acevedo Alemán, las tendencias nacionales e internacionales van marcando un amplio panorama hacia el futuro para la transferencia de tecnología en el país.

“El área de transferencia se está situando hoy en día como la gran área de oportunidad, sobre todo porque puede ser fuente de ingresos y para poder financiar proyectos de distinta naturaleza, hablar de transferencia nos permite también encontrarle a la investigación sentido de transformación, vinculación con los diferentes sectores y sobre todo con la sociedad, que nos lleve a un cambio hacia el bienestar del estado”.

El licenciado Herrera Hernández deja la invitación a los diversos sectores a acercarse a la OTC de la Universidad Autónoma de Coahuila. “Le decimos a los investigadores, iniciativa privada, gobierno, que estamos abiertos a que nos presenten sus retos y nosotros podremos darles soluciones creativas y diferentes a sus necesidades”.

Si desea mayor información, puede contactar al licenciado Alejandro Herrera Hernández a los teléfonos 01 (844) 410 0278 y 414 8582 o a través del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

A %d blogueros les gusta esto: