Nacional

Previenen zika con eliminación de criaderos del mosco Aedes aegypti

Amelia Gutiérrez Solís

Colima, Colima. 9 de marzo de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- La Secretaría de Salud señala que para prevenir el zika, así como el dengue y chikungunya, se requiere que la población realice las sencillas medidas de lava, tapa, voltea y tira los recipientes que se encuentran a la intemperie en patios y azoteas de las viviendas, ya que pueden convertirse en criaderos del mosco transmisor.

800x300 Mosco Aedes aegypti
El doctor en ciencias con especialidad en entomología médica, Francisco Espinoza Gómez, señaló que el mosco Aedes aegypti está distribuido en las zonas tropicales del mundo.

En relación con las medidas para evitar la propagación del zika, el profesor investigador de la Facultad de Medicina de la Universidad de Colima (Ucol) señaló que la Secretaría de Salud tiene ya un sistema de vigilancia para la detección oportuna de casos mediante pruebas especiales de biología molecular y de inmunología.

Francisco Espinoza Gomez 1Especificó que los investigadores en la Ucol están enfocados en el vector porque Colima es una zona endémica de dengue. “Si hacemos medidas preventivas para evitar dengue o chikungunya, pues también vamos a impedir el zika”, expuso y agregó que las fumigaciones espaciales son más eficientes para reducir la incidencia de este tipo de enfermedades.

Las viviendas o edificios protegidos con mosquiteros tienen menos tendencia a que se dé tanto el dengue como el chikungunya o el zika porque impiden que el vector entre a las casas. De igual manera, el uso de aires acondicionados y de repelentes ambientales evita el contacto con el vector.

Espinoza Gómez descartó que exista una pandemia debido al zika, aunque previó que este año se presente la enfermedad en todas las zonas del país donde habita este vector, sobre todo en las zonas costeras  y bajas de altitud, ya que arriba de mil 800 o dos mil metros no es común encontrar este tipo de insectos.

Indicó que desde hace 12 años estudian el Aedes aegypti en la máxima casa de estudios de la entidad y que en primer lugar realizaron un catálogo de las especies de mosquitos en México, siendo un total de 27 los que pican a la gente.

“Para el dengue hay una vacuna que ya está probándose en campo; sin embargo, su eficiencia en cuanto a costo-beneficio no ha probado ser lo suficientemente buena”, declaró a la Agencia Informativa Conacyt, mientras que para el chikungunya y el zika aún no hay vacunas porque son enfermedades emergentes, que tienen pocos años que se empezaron a distribuir por todo el mundo, por ello es primordial evitar el contacto con los moscos que transmiten dichas enfermedades.

Moscos transgénicos

En relación con la propuesta de contrarrestar el zika con el uso de moscos transgénicos, el experto dijo que esta estrategia, que consiste en modificar el código genético de los mosquitos para que sean infértiles, o bien que no reproduzcan los virus en su interior, tiene dos inconvenientes.

En primer lugar se desconoce qué tantos moscos transgénicos se requieren para desplazar a la población nativa. “Todos los insectos que son manipulados son más débiles que los de campo y entonces la población nativa no los deja sobrevivir, los desplaza”, aseguró.

Aedes aegypti 16
Mosquito Aedes aegypti alimentándose de un humano. Imagen: James Gathany/ Centers for Disease Control and Prevention.

El segundo peligro, dijo, es que al mezclarse con la población nativa pueden generar otra forma genética, en la cual no se conozca su comportamiento. Un ejemplo de ello son las abejas africanas que se trajeron para aumentar la producción de miel, las cuales se mezclaron con la población nativa en Brasil surgiendo la abeja africanizada, que no produce miel, es más agresiva y se va a colonizar espacios grandísimos, por lo que se ha visto mermada la apicultura en América Latina.

Además se desconoce si estos mosquitos resistentes al virus del dengue, chikungunya y zika puedan replicar otros virus mutantes, por tal motivo se ha cuestionado el uso de moscos transgénicos, señaló el investigador.

Espinoza Gómez dijo que estas enfermedades se presentan generalmente en comunidades que ya han perturbado su medio ambiente. En el caso del dengue, en las zonas urbanas en Colima, cuando no hay epidemias, cuando hay una transmisión constante endémica, se afecta tres por ciento de la población anualmente, según el estudio realizado en la Ucol.

Afirmó que en México sí están preparados para el zika, ya que se deben retomar las medidas implementadas para controlar el dengue y el chikungunya. “Por regla general, una enfermedad para la que no hay anticuerpos, la gente no ha sido vacunada ni ha estado expuesta al zika, así haya pocos moscos va a haber muchos casos”, sostuvo el académico.

Vigilancia epidemiológica en México

En México, el gobierno de la República a través de la Secretaría de Salud ha implementado una vigilancia epidemiológica especial de infección por virus del zika.

Además, la dependencia federal implementó un plan de reforzamiento para la vigilancia epidemiológica, que consiste en identificar tempranamente los casos para diagnóstico, tratamiento y prevención de efectos secundarios, ya que en México existe el riesgo de brotes de infección por virus del zika por la existencia de vectores (Aedes aegypti) en casi la totalidad del país y la susceptibilidad de la población a este nuevo virus.

Dadas las características del zika es inevitable la dispersión del virus en el país. Aunque se ha comportado como una enfermedad de baja gravedad y letalidad, debe fortalecerse su vigilancia por la aparente asociación con casos de microcefalia y daños neurológicos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) recomiendan a los países que tienen el mosquito transmisor que establezcan y mantengan la capacidad para detectar y confirmar casos, diagnosticar y tratar a los pacientes e implementar una efectiva estrategia de comunicación con la población para reducir la presencia del mosquito.

La participación social, señala la Secretaría de Salud y Bienestar Social, es esencial en la prevención de estas y otras enfermedades transmitidas por el vector, como el dengue y chikungunya, por lo que se exhorta a la población a llevar a cabo el saneamiento básico en sus viviendas para evitar los criaderos del mosco.

zika prevencion 16