Featured Internacional

Amaral hace trato desde prisión: embarra a Lula y Rousseff en corrupción

15 de Marzo de 2016. Los dominós siguen cayendo en la Operación Lavado de Auto (Operação Lava Jato) que ya vio entrar en prisión al ex Senador Delcídio do Amaral en Noviembre del 2015 por presuntamente haber recibido sobornos de Petrobras. Amaral era el líder en el Senado del partido de la presidenta Rousseff y había sido clave en implementar las medidas de austeridad económica en Brasil.

Embed from Getty Images

Según información publicada por la revista brasileña Istoe y confirmada por la Suprema Corte de Brasil y su ministro Teori Zavascki, Amaral ahora llegó a un acuerdo con la Corte para denunciar a Lula da Silva y Rousseff a cambio de mejoras en su sentencia. El ex-Senador firmó un reporte de más de 400 páginas en donde declara que tanto Rousseff como Lula sabían de la corrupción petrolera y presionaron a elementos de la Suprema Corte para impedir el progreso de las investigaciones.

Como en todos los casos en que se da una colaboración entre la Justicia y un detenido en Brasil, las declaraciones de Amaral serán hechas públicas, lo que podría ocurrir el día de hoy.

Amaral había sido arrestado en Noviembre del año pasado con acusaciones de obstrucción de justicia. Según el ministro Teori Zavascki, el arresto se autorizó al revisar evidencia de que Amaral habría planeado la huida del viejo director internacional de Petrobras Nestor Cerveró a cambio de su silencio. Zavascki también dijo que la evidencia sugería que Amaral había ofrecido 18 mil dólares mensuales para la familia de Cervero los cuales serían financiados por el banquero André Esteves, también arrestado en Noviembre del 2015. El banquero fue sentenciado a 12 años de prisión por corrupción y lavado de dinero.

¿Qué es la operación Lava Jato?

Embed from Getty Images

La operación lavado de auto que tiene en problemas a los principales políticos y empresarios brasileños comenzó en Marzo del 2014 y era inicialmente una operación para investigar lavado de dinero. Sin embargo, más adelante se expandió para tratar acusasiones sobre sobornos en la empresa paraestatal Petrobras. Según estas acusaciones, los políticos brasileños habrían recibido dinero para inflar los costos de las obras entregadas a empresas privadas. Hasta el momento, la operación ha incluido cientos de órdenes de búsqueda, detenciones temporales y definitivas y busca castigar un escándalo de lavado de dinero de más de 3 mil 500 millones de dólares.

Al día de hoy, han sido arrestados el tesorero del Partido del Trabajo Joao Vaccari Neto, el viejo jefe de gabinete de Lula José Dirceu y el CEO de Odebrecht Marcelo Odebrecht. Además el vocero de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha está siendo investigado por recibir sobornos superiores a los 40 millones de dólares y el antiguo ministro de Minas y Energía Edison Lobao por sobornos que pasan los 50 millones de dólares.

A %d blogueros les gusta esto: