Cultura

En tu beso, igual que en el poema, el universo se condensa

Humo de mis plegarias WordPress cabezal

Por Óscar Vargas Duarte

No puedes transgredir tu libertad,
cederla o negarla,
aun así, ofrécela,
para que en ella encuentre mar
y puerto para mis navíos,
noche y bosque
para mi grito de luna llena,
ofrécela,
para hacer trenza con la mía.
Una sombra me circunda,
porque una luz
inunda todo tras la forma,
estoy plagado de humo
para que se esfume
con tu forma de mirarme.
Entra confiada,
aunque estás en peligro,
el amor como la muerte,
inevitablemente acabarán con nosotros.

He plantado una noche en tus ojos,
espero largamente el nacimiento de una luna,
sin prevención alguna,
acercas el rostro con descuido,
sin previsión alguna,
aproximo mi boca sin propósito,
el movimiento aparece de repente,
sin estar previsto, te beso,
le das valor con otro en el mismo tono,
repetimos al instante la secuencia,
volvemos a charlar de una y otra cosa,
luego llega el tiempo de la marcha,
no decimos nada,
ofrendamos otros besos a la despedida,
en tu beso,
igual que en el poema,
el universo se condensa.

Mis deseos son simples,
agua para tu sed,
tierra para tus pasos,
horizonte para tus metas,
sal para tu carne,
caricias para tus besos,
abrazos para tu voz,
paz para tus horas.

Te negabas a verme en tu noche,
era imprescindible aparecer en tu sueño.
Sucedió esta madrugada,
ya puedes olvidarlo.
Aunque no era una deuda,
está saldada.
Cambié tus olvidos
por memorias perdidas.

Blog

Twitter

Correo electrónico