Nacional

Descubre UNAM nuevo pegamento para brackets, menos molesto, más sano

Por Eduardo Piña

Ciudad de México 23 de Marzo. Con el objetivo de evitar que el pegamento de los brackets lesione el diente cuando se retira, investigadores de la UNAM desarrollaron un nuevo adhesivo cuyo nombre es un poco complicado de decir pero vale la pena citarlo: Trimetilolpropano Trimetacrilato o TMPTMA que se encuentra en proceso de patente.

Los investigadores de la Facultad de Odontología descubrieron que los pegamentos tradicionales llegan a dañar el esmalte pues los pacientes los llegan a usar hasta dos años. Con este nuevo procedimiento, dicen, se ha demostrado que se daña menos el esmalte, sobre todo al momento de retirar el bracket.

800x300 brackets UNAM

Eira López Palacios, Gabriel Sáez Espínola (tutor del proyecto) y Carlos Álvarez (asesor) son los doctores en ciencias odontológicas y doctor en química, respectivamente, que se encuentran al frente de la investigación en el desarrollo de este innovador adhesivo, el cual está conformado en un 99 por ciento por un polímero completamente diferente al que se utiliza en la fabricación de los ya comerciales.

“En algunas ocasiones los pacientes pueden llegar a referir que después del tratamiento de ortodoncia presentan sensibilidad en los dientes, y esto se puede deber a que en el momento de desprender los aparatos se fractura el esmalte, entonces asegurar que el adhesivo quede unido a los dientes hace mucho más sencillo retirar los residuos con un instrumento rotatorio de baja velocidad y así garantizamos que el esmalte del paciente quede íntegro”, menciona López Palacios.

pegamento brackets UNAM

La investigación que comenzó en el año 2006 cuando la doctora Eira López se encontraba realizando sus estudios en la especialidad en ortodoncia, y con el antecedente ya mencionado, fue motivo para buscar un nuevo material con el cual se pudiera desarrollar un adhesivo que estuviera libre de BisGMA, pero lo más importante, que fuera un componente lo menos tóxico posible y a su vez pudiera ser mezclado con materiales de relleno para obtener pastas adhesivas que funcionen en la boca con un factor nulo de posibles padecimientos secundarios.

Tras nueve años de investigación y la realización de diversas pruebas se determina utilizar el monómero de Trimetilolpropano Trimetacrilato para realizar el nuevo adhesivo.

Con el apoyo de su tutor, el doctor Gabriel Sáez Espínola, la doctora Elva Leiva y el director de la Facultad de Odontología, el maestro José Arturo Fernández Pedrero, lograron que pudiera tomar clases en la Facultad de Química, en el Instituto de Investigaciones en Materiales (IIM) y en el Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (Ccadet), y así pudiera adquirir los conocimientos necesarios para realizar los procedimientos de formulación y realizar mezclas de ácido para comenzar a hacer pruebas.

DOCTORA EIRA LOPEZ Y DOCTOR SAEZ

El doctor Sáez Espínola diseñó un aparato que pudiera medir la tensión superficial de los materiales empleados y su ángulo de contacto, el cual se define como el ángulo que forma un líquido al entrar en contacto con una superficie plana, de esta forma se puede saber, en el caso del adhesivo, el grado de dispersión, mojabilidad y adhesión en el diente.

El instrumento que desarrolla el investigador, además de lograr acortar los tiempos de investigación y poder transportarlo a otros lugares, es un aparato de bajo costo, simple y confiable, ya que al realizar pruebas para saber su efectividad los resultados fueron comparables con equipos que son mucho más sofisticados.

El conjunto de los estudios realizados por los especialistas da como resultado en el año 2013 un primer adhesivo, logrando tiempo después desarrollar una pasta con la que se ha podido obtener un sistema adhesivo adicional de un solo paso, el cual ayuda a que el ortodoncista pueda realizar de manera más rápida y eficiente la colocación de brackets.

A %d blogueros les gusta esto: