Featured

Mala alimentación es una ayuda al cáncer de mama: tú decides

Por Carmen Báez

Ciudad de México. 28 de marzo de 2016.- Una buena dieta podría ayudar a evitar el cáncer de mama y el cáncer de estómago. Según una información difundida por Conacyt, se acaba de publicar un libro en donde además de consejos sobre qué se debe comer y qué no, se afirma que sólo el 10 por ciento de los casos de cáncer están relacionados a la herencia, mientras por mala alimentación y malos hábitos el porcentaje es más elevado.

Para saber más sobre el tema se platicó con una de las autoras del libro Lizbeth López Carrillo quien dijo: “Generalmente pensamos que el cáncer es de origen genético, esto es un mito porque menos de 10 por ciento de los cánceres está relacionado con algún tipo de susceptibilidad genética. La mayoría de los cánceres está relacionada con el estilo de vida, es decir, no solo hábitos dietéticos, también se incluyen la práctica del ejercicio físico, el consumo de alcohol, tabaco e incluso algunas infecciones. En ese sentido se considera que el cáncer es evitable”.

banner alimentacion cancer lizbeth lopez

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), 30 por ciento de las muertes por cáncer se debe a cinco factores conductuales y alimentarios; al menos 30 por ciento de ellos se podría evitar si se realizan cambios en la alimentación.

Un grupo de investigadores pertenecientes al Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), el Instituto Catalán de Oncología, España, y la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina, creó el libro Nutrición y cáncer. Lo que la ciencia nos enseña, editado por Editorial Médica Panamericana.

La doctora en salud pública por la Universidad de Yale e investigadora del INSP, Lizbeth López Carrillo, es coautora del libro y en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt explicó en qué consiste la obra. Además, señaló algunas de las recomendaciones para prevenir diversos tipos de cáncer que se abordan en el libro.

lizbeth lopez carrillo01

Se le preguntó  ¿Qué tipos de alimentos debemos evitar para prevenir algunos tipos de cáncer? y respondió: “Uno de los más estudiados y que ha sido analizado por la OMS es el consumo de carnes rojas. Su ingesta exagerada incrementa la posibilidad de que se formen endógenamente nitrosaminas en el estómago. Las nitrosaminas son compuestos carcinogénicos”.libro nutricion y cancer

En conjunto con otros factores como el tabaco y el consumo de sal, la probabilidad de que se formen sustancias carcinogénicas aumenta.

La recomendación de la OMS para el consumo de sal es menor a cinco gramos al día. Si se aumenta este consumo, probablemente el individuo desarrolle eventualmente una gastritis atrófica, que es una etapa premaligna al cáncer de estómago.

AIC: Además del cáncer de estómago, ¿qué otros tipos se pueden evitar si se realizan cambios en la alimentación?

LLC: El cáncer mamario es el tipo de cáncer más frecuente en México y en el mundo, pero se sabe muy poco sobre cómo prevenirlo. Esta patología está relacionada con la dieta. Uno de los factores más importantes es el consumo de alcohol.

Para la prevención cardiovascular en hombres se recomienda un shot de tequila o un whisky, equivalente a 10 y 13 gramos de etanol, y cada tercer día en mujeres. De tal forma que si tomas tres o cuatro copas al día incrementarías el riesgo de cáncer mamario.

Otro de los factores es el consumo de fitoestrógenos, sustancias que contrarrestan la actividad hormonal más intensa que tienen los estrógenos que producimos las mujeres. Estos últimos incrementan el riesgo de cáncer mamario.

El cáncer mamario está ligado a los estrógenos endógenos de la mujer que compiten con los fitoestrógenos que se ingieren por medio de los alimentos. Si gana el segundo, que produce una respuesta débil, eso es benéfico para reducir el riesgo de cáncer mamario.

La cebolla morada tiene quercetina, un fitoestrógeno. El frijol tiene una gran cantidad de fitoestrógenos. La manzana de cáscara roja reduce eventualmente el riesgo de cáncer mamario.

AIC: Un tema que ha cobrado mucha relevancia para la ciencia es la relación obesidad-cáncer, ¿cómo se aborda en el libro este fenómeno?

LLC: Tenemos un capítulo entero en el libro sobre esta relación, porque la obesidad se presenta como un factor de riesgo o mediador. La obesidad es un estado del organismo humano en el que hay una inflamación permanente y muchos tipos de cánceres están asociados con esta inflamación.

AIC: ¿Cuál fue el trabajo que realizaron los autores para este producto editorial?

LLC: El libro reúne una revisión de la literatura científica que nos llevó un par de años. Buscamos que el libro abordara diferentes tipos de cáncer de los cuales hubiera suficiente evidencia científica publicada hasta el 2013. Tenemos una lista como de nueve o 10 tipos de cáncer.

Los autores somos de México, Argentina (Alicia Navarro), Chile (Eduardo Atalah) y España (Carlos González Esbatez y Antonio Agudo) y el libro lo hicimos en español porque sabemos que hay una gran proporción de la población que no tiene acceso a la literatura científica en nuestro idioma. La idea es difundirlo en Iberoamérica.

image icon01Descargar imágenes.

 

Licencia de Creative Commons
Esta obra cuyo autor es Agencia Informativa Conacyt está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.


Agencia Informativa Conacyt

A %d blogueros les gusta esto: